¿CON QUé PERSONAJE HISTÓRICO DE TODOS LOS TIEMPOS TE GUSTARÍA COMPARTIR UNA CENA?

¿CON QUé PERSONAJE HISTÓRICO DE TODOS LOS TIEMPOS TE GUSTARÍA COMPARTIR UNA CENA?

LA-CENA-web1. Introducción.

Esa fue la pregunta. La justificación esgrimida para abordar a la gente, en principio entre los contactos de un servidor, consistió en decir que se trataba de un estudio sociológico, de andar por casa. Insisto en esta afirmación: de andar por casa. No sabemos si el muestreo es suficiente, por supuesto que no es diverso, pues la mayoría se ubica en la ciudad de Valencia y en la comarca de L’horta Nord de Valencia.

La redacción de la pregunta tiene gran importancia del mismo modo que la tiene la de una convocatoria de referéndum. Si compartir una cena hubiera sido trastocado por compartir una noche, seguramente el enfoque hubiera cambiado, para la mayoría. También el momento en que se lanza la pregunta tiene su influencia en las respuestas. Ésta fue realizada en cuatro turnos, que denominaremos, en aras de la claridad: A, B, C y D. Siendo los cuatro, momentos de mucha tensión social.

2. Consulta y Participación.

A. El ocho de Marzo, día de la Mujer y de sus multitudinarias manifestaciones. Resultó ser domingo, con lo que no hubo que soportar huelgas arbitrarias. Se hablaba ya de la epidemia del Coronavirus, todavía no pandemia. La pregunta fue lanzada, vía whatsapp, sin previo aviso a 136 personas. Respondieron 37, la mayoría al instante y el resto en un goteo durante los siguientes días.

B. En días posteriores, cuando todavía no se había declarado el estado de alerta, se hizo la pregunta directa, de tú a tú, a estudiantes y recién licenciados. Respondieron 8 de 8.

C. En pleno estado de alerta, se preguntó, también directamente a trabajadores de los que tenían más que la libertad, la obligación de acudir, presencialmente, a su trabajo. Respondieron 10 de 10.

D. También en pleno estado de alerta, se hizo otro lanzamiento, vía whatsapp de la misma pregunta, a los miembros de una asociación cultural sin ánimo de lucro con fuerte vinculación con Burjassot. Cabe destacar que como miembros de esta asociación consideramos a todos los que están inscritos en dicho grupo de whatsapp, independientemente de su vinculación. De los 134 miembros, respondieron 13. Uno de ellos ya respondió y está registrado en el apartado A, por lo tanto, de este grupo contabilizamos 12.

Resumiendo, los datos de consulta y participación. La pregunta fue lanzada en 4 fases entre los días 8 y 18 de marzo de 2020. Fueron convocadas 288 personas, de las cuales respondieron 67. Ello no arroja un 23,26% de participación.

3. Circunstancias de los Participantes.

De entre los 67 participantes, 26 fueron mujeres (39%) y 41 hombres (61%). Que nadie busque la paridad en manifestaciones espontáneas.

De entre las mujeres respondieron: jóvenes entre 20 y 30 años, 5; entre 30 y 40 años, 1; entre 40 y 50, 4; entre 50 y 60, 10; entre 60 y 70, 3 y por último, edad indeterminada (no aportaron el dato) 3.

De entre los hombres: niños, 2; jóvenes entre 20 y 30 años, 7; entre 30 y 40 años, 4; entre 40 y 50, 9; entre 50 y 60, 5; entre 60 y 70, 7; mayores de 70, 3 y por último, edad indeterminada (no aportaron el dato) 4.

Por nivel académico tenemos: Estudios primarios,3; Graduado Escolar, 3; Bachilleres, 10; Formación Profesional o Grados Superiores, 8; Universitarios, entre estudiantes y Diplomados, 36, sin determinar (no respondieron), 7

4. Los Campos.

Tras una breve reflexión, desistimos de una clasificación minuciosa por profesiones, pues ello daría una enumeración, extensa, habida cuenta que algunos de los personajes elegidos acumulan dos o más habilidades en su currículum. Decidimos hacer una clasificación por campos. Éstos son los que siguen: Artes y espectáculos, 24; Ciencia, 6; Deportes, 3; Filosofía y Pensamiento, 10; Milicia, 4; Política, 12, Visionarios, 4. Por último hubo 4 respuestas nulas: no sabe, no contesta, 3; personaje de ficción, 1.

Resumen, 63 Respuestas válidas, 4 no computables

5. Los Personajes.

Como se ha dicho al principio de este estudio, el primer turno de esta encuesta, fue realizado el 8 de marzo, día Internacional de La Mujer. Cabría pensar, que esta fecha podría condicionar las respuestas. Con todo, el número de votos a personajes femeninos ha sido muy reducido, 9 (14%) frente a 54 masculinos (86%). Las 24 mujeres encuestadas con respuesta válida, votaron a 6 personajes femeninos 25% frente a 18 personajes masculinos 75%. Por su parte, los 39 hombres encuestados con respuesta válida, votaron a 3 personajes femeninos (8%) frente a 36 personajes masculinos (92%).

Presentamos a continuación, la tabla de las votaciones.

PERSONAJES HISTORICOS-MATRIZ_Página_1

PERSONAJES HISTORICOS-MATRIZ_Página_2

6. Códigos, Claves o Leyendas.

Para mejor comprensión de la tabla, aclaramos lo siguiente

H                     Hombre

M                     Mujer

Prim               Estudios Primarios

GRAD-ESC  Graduado Escolar
BAC               Bachiller
FP                   Formación Profesional o Grado Superior

 A                     Arte y Espectáculos
C                     Ciencia
D                     Deportes
F                     Filosofía y Pensamiento
M                     Milicia
P                     Política
V                     Visionarios.

Z                     Dato no aportado
ZZZ                No sabe/ Respuesta no contabilizada (personaje de ficción)

 

7. Conclusiones.

Las 63 respuestas válidas han seleccionado a 50 personajes, ya que algunos de ellos lo han sido por más de un participante. Ésta es la clasificación

Da Vinci                    6
Gandhi                      3
Sócrates                    2
Aristóteles                 2
Trajano                      2
Cleopatra                  2
Chaplin                     2
Hitler                          2

Por lo tanto, campeón absoluto Da Vinci y el campo más votado, artes y espectáculos.

Los motivos, por los que se invita a alguien a cenar, tan sólo al invitador competen

8. Información Adicional.

Algunos participantes, por propia iniciativa, apuntaron un segundo y un tercer personaje. Estos son: Marco Polo, Tomás Alva Edison, Serrat, Reina de Saba, Buda, Quevedo, Colón, Tolkien, Miguel Ángel, Magallanes, Florence Nothingale, Franco y El Cid. Entre los de ficción: Hannibal Lechter y Pantagruel. En casa de este último, se cena bien, dijo el amigo encuestado.

Manuel Salvador Redón

CABE LA VENTANA

             CABE LA VENTANA

CABE-LA-VENTANA-webCabe la ventana y sobre su butaquita modelo María Antonieta, la chica se mantenía erguida y sedente. Sobre la falda yacía el libro cerrado. Su mirar viajero lo ignoraba e iba de la cabra del vecino que ramoneaba sobre el verde tapiz al cabra de su padre, ese gran zangolotino que perseguía a Julia, la nueva criada. Ésta, fingía excitante temor en la persecución.

Pero ya penetraban en el bosquecillo; la muchacha se sonrió, ante la doble interpretación del verbo empleado. Las ramas de fresno crujían lastimeras ante el ímpetu de la montería. Pronto quedaron ocultos por el follaje, salvo un claro, oquedad entre el ramaje.

Desde su atalaya, atisbó y, por un momento, una blancura la cegó e intrigó hasta que supo interpretarlo. Julia, desprendida de cofia, blusa y corpiño, dándole la espalda, blanca come se ha dicho, se ahorcajaba sobre el hombre tendido, yaciente.

La muchacha complacida, no quiso ver más. Abrió el libro por la cinta que marcaba la última página escrita. Tomó su delgada estilográfica de plumín dorado y escribió complacida:

Hoy te has superado, querida mamá Julia. Que se prepare papá; mañana traen el disfraz de domadora.

El Morocho del Abasto

EL OFICIO MAS ANTIGUO DEL MUNDO

           EL OFICIO MáS ANTIGUO DEL MUNDO.

MUÑECA-BRAVA-WEBLeí hace unos días, no recuerdo dónde y lo lamento, pues me gusta citar correctamente, pero vaya por delante lo que recuerdo. En Italia, cuando la situación por coronavirus era similar a la nuestra de ahora, una noche, un hombre, saltándose el confinamiento salió a la calle. Fue sorprendido. Salí con la esperanza de encontrar una mujer —dijo avergonzado.

Cuando hay bombardeo voraz de información, veraz o no, lo oído, lo leído, suele tener una permanencia efímera en la recámara del recuerdo y tal vez, esta escena, aunque llamativa, hubiera corrido igual suerte. Pero quedó latente hasta que otros acontecimientos vinieron a rescatarla del letargo en la memoria de este escribidor. Las medidas de ayuda económica promulgadas por el gobierno y expuestas por el presidente Sánchez, así como las de carácter social expuestas por el vicepresidente segundo, en teórica cuarentena, licenciado Iglesias.

Gigante voz que el caos
ordena en el cerebro,
y entre las sombras hace
la luz aparecer;

Así de bien, expresaba el maestro Bécquer lo que debió de ocurrir.

¿Y las meretrices —pensé?

Un colectivo que no existe en el mundo oficial, pero sí en el mundo real. ¿Miles de mujeres en España? ¿Decenas de miles? ¿Quién lo sabe? ¿Son trabajadoras? ¿Debieran tener derechos laborales? ¿Y sociales, los tienen?

Quién diga lo que voy a afirmar a continuación, será sin duda maldecido por ello, pero hay que rendirse a la evidencia; ¡cumplen una función social! No queremos con ello decir que sea lo ideal, pero ¿es que acaso el ser humano es un dechado de virtudes?

El presidente Sánchez expuso que aquellos autónomos que perciban que su volumen de negocio se siente resentido en un porcentaje, no sé cuál… O ¿es que acaso las meretrices, no son asimilables al colectivo de autónomos? ¡Claro qué no —dirá algún clarividente! Son falsas autónomos al servicio de un proxeneta. Y ¿qué son gran cantidad de autónomos, sino falso autónomos al servicio de un proxeneta?

Las autoridades, con buen criterio, han mantenido los estancos abiertos, entrando en contradicción con las campañas paternalista-protectoras por la salud del ciudadano. Sencillamente porque si se prohíbe el acceso al tabaco, el motín que se puede organizar, sería de guerra civil.

La otra pulsión primaria, la del arrejuntamiento por medio de amores mercenarios, siempre se ha procurado de forma clandestina, así no existiendo oficialmente, no se ha podido prohibir, más allá de lo que supone la limitación de movimientos de todo ciudadano.

Pero ocurre, que cuando hay miedo, como lo hay, somos tan deshonestos que nos volvemos “honestos”. Así estas samaritanas del amor, según piadosa definición de José Luis Perales, habrán visto mermado y no poco su volumen de negocio, que con frecuencia no era sino el de la mera supervivencia.

Y cabe preguntarse:

-¿Qué medidas para su bienestar habrán pensado los servicios sociales del señor Iglesias?

- ¿Habrán pensado algo las feministas militantes y activistas, más allá de castigar al usuario de sus servicios?

¿Castigar, prohibir, multar? No parce que las cosas hayan cambiado tanto.

 

          El Morocho del Abasto.

LO DE VOX

LO DE VOX

 

   LO-DE-VOX         Nunca antes, me había referido, en ninguno de mis escritos a este grupo político que cuenta con 52 diputados en el Congreso de los Mismos y representa, hoy por hoy, a más de 3 millones de españoles, cuestión esta última que se suele obviar. Así, cuando a sus representantes se les trata de lo peor, de alguna manera, bastante directa se está maltratando a los ciudadanos que los han votado.

            A este partido designado por las 3 letras, VOX, parece ser que, en el acervo popular, se ha instalado la idea de que no es suficiente llamarlos como se llaman, sino que cabe añadir acompañamientos tales, como: el partido de ultraderecha, fascista, machista y otros epítetos que no tienen su correspondencia en otros partidos.

            En efecto, al partido morado, se le designa llanamente por el nombre que ellos, habremos de añadir que ellas han elegido, Unidas Podemos, sin adjuntar: el partido de extrema izquierda, ni el antisistema, del mismo modo que a los otros valedores del gobierno se les designa también por como ellos se llaman esto es: ERC, sin añadir lo que los define: separatistas, rupturistas, antiespañoles…

            Los representantes políticos, en general, saben que están expuestos a las críticas, fundadas o no, del conjunto de la ciudadanía. A unos se les critica por lo que dicen, a otros por lo que callan y también los hay por lo que se dice que han dicho.

            Al grupo objeto de este artículo y nombre de diccionario viejo por las tres cosas.

            Hoy, miércoles 18 de marzo, cuarto día del confinamiento por Coronavirus, el presidente Sánchez ha comparecido para explicar a los parlamentarios, lo que el día anterior, tuvo la deferencia de contar en directo a la ciudadanía, esto es; las medidas adoptadas por el gobierno.

            Tras su exposición, el portavoz o líder superviviente de cada grupo ha tomado la palabra, por riguroso orden de representación, manifestando, en general, su adhesión a las medidas del gobierno, añadiendo, eso sí, cada uno sus matices.

            El tercero en la línea dinástica de Vox, ha tomado la palabra, privilegio que le ha correspondido, deducimos, que por enfermedad de los número uno y dos, tras el irresponsable congreso con besos y abrazos, en plena epidemia, ahora pandemia.

            El señor García de los Monteros, por cierto, Montero, Monteros; un apellido bastante repetido en el arco parlamentario, ironía de homogenización, para los que quieren diferenciarse, ha dicho cosas muy sensatas. Es la primera vez que le oigo en directo y no lo que dicen que ha dicho.

            Ha comenzado haciendo un homenaje justo, sentido y emotivo a los que nos han precedido, a nuestros mayores, a los que con su esfuerzo nos han legado el país que tenemos, colectivo, especialmente castigado con la enfermedad y a los que ésta se ha llevado han tenido que hacer ese tránsito solos, sin el acompañamiento de sus seres queridos, a menudo incluso en el último viaje camino del crematorio.

            Ha transmitido su preocupación de que llegado el caso de que al señor Presidente algo le sucediera, mal que en absoluto le desea, podría llegar a tomar el timón del país el señor Iglesias.

            Después ha tomado la palabra, probablemente el tercero de la línea dinástica de Unidas Podemos, honor que le ha correspondido, entendemos que por la enfermedad y cuarentena de la señora Montero, y de su pareja el vicepresidente segundo señor Iglesias respectivamente, tras las irresponsables manifestaciones del 8 de marzo, en plena epidemia, ahora pandemia.

            Evalúen ustedes, queridos lectores; este escribidor cierra la pluma por hoy.

            El Morocho del Abasto.

DURANTE EL CONFINAMIENTO

DURANTE EL CONFINAMIENTO.

 

MUSAS-WEBDurante el confinamiento
¡ay qué dolor!
suspendo con mis musas
la reunión semanal.

Y esta privación,
en lo afectivo, me marca.

Y en lo creativo,
me limita.

Habré de escribir
por mí mismo.

 

 

 

 

Me siento desnudo.

HOMBRE-MARRON-DE-ESPALDAS-web

Que en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen es un soneto…

¡Anda, pues no me sale mal del todo!

 

El Morocho del Abasto

EL ÚLTIMO SUPERVIVIENTE. BURJASSOT LLIBRES

CUENTOS-ARQUITEC-BURJ-LLIBRES-2EL ÚLTIMO SUPERVIVIENTE

No es la primera vez, quizás tampoco la última, que hablo de este superviviente. Superviviente es el establecimiento, superviviente su tenedor y propietario, mi amigo Rafa. Me sonroja un tanto, mientras lo escribo, referirme a él como amigo, dado que es un hallazgo, el personaje, de hace poco tiempo. Los amigos de la infancia, nos parece que lo son para siempre, mientras que los que contraemos a una edad madura… Pues que bienvenidos sean. Aunque esta no es la cuestión de fondo.

Burjassot Llibres.

Es la única librería pura de la zona, ergo, él es el único librero. La zona a la que nos referimos es Burjassot y Godella.

No voy con frecuencia excesiva, pero cuando lo hago, en bicicleta y los sábados, casi a la hora del cierre, el mostrador y los libros ocupan todo mi horizonte visual. Tanto es así que llego a pensar que el superviviente ya no sobrevive, pero llegando cabe el pilar central, tras una mesita, una pantalla de ordenador y un generoso mostacho, me sonríe burlón.

CUENTOS-ARQUITEC-BURJ-LLIBRES-1Hablamos de esto y de aquello, de cómo está el sector del libro, ¿ah, pero existe todavía ese sector? Y de las ganas que tiene de jubilarse. Por cansancio. Yo, por mi parte, con la vanidad propia de todo autor intento llevar la conversación hacia mi libro, cuentos Arquitectónicos. Él amablemente, sigue pidiéndolo a las distribuidoras, cada vez que se queda sin ejemplares o cuando yo necesito algunos para algún evento. Le quedan unos 6, según creo. Pero más allá de mi libro, acérquense a este espacio ya único y avis rara. Rebusquen entre lo que hay y si no encuentran lo que buscan, pídanselo, mientras más raro mejor; le gustan los retos difíciles.

Es bastante probable que, al acabar el año, baje la persiana definitivamente, si nadie quiere tomar el relevo o si la ilusión no se le renueva, circunstancia tampoco descartable.

Cuando esto suceda, vecinos de este lugar, ¿no lamentarán habiendo estado tan cerca, no haber puesto nunca los pies en tan interesante lugar? Amazon, La Casa del Libro y demás mega plataformas seguirán existiendo y se podrán seguir comprando libros. Pero ¿Tendrán con quién hablar?

El Morocho del Abasto

EL SÍ ES SÍ DE LAS NIÑAS

 

El sí de las niñas, es una obra teatral de Leandro Fernández de Moratín, estrenada en Madrid, según la Wikipedia en 1806. Me tomo la libertad de adaptar el título, ya que el pobre no va a protestar, añadiéndole un “Sí” para estar con los tiempos que corren.

 CAM-M-1-SIM-web          EL SÍ ES SÍ DE LAS NIÑAS.

A lo largo de mi ya luenga vida,
Mujeres hubo, ¡ay qué dolor!
Que sin decirme ¡no!
supieron negarme su favor.

Sin que ninguna Ley
a ello las animase,
más allá de la Ley del Deseo
que a unos concede lo que a otros niega.

Y las que me recibieron
que también las hubo,
no me dijeron ¡Sí!
ni yo se lo pregunté.

Simplemente sus brazos me abrieron
y con ellos el alma.
Todo el tiempo que ellas quisieron.

 

04 de Marzo de 2020
igual a 04 de Mayo de 2019

El Morocho del Abasto.

La Liga de las Pelirrojas. El Concurso.

           La Liga de las Pelirrojas.
           El Concurso.

La_liga_de_los_pelirrojos-WEBEl relato que sigue es un guiño, en cuanto a título, a la obra de Sir Arthur Conan Doyle, creador del celebérrimo personaje Sherlock Holmes: La Aventura de la Liga de los Pelirrojos. Hemos cambiado el género enunciándola al estilo de Unidas Podemos, con el doble fin de eludir la acusación de plagio y la de dar apariencia de la Modernidad imperante de estos tiempos, tan importante para no tener tropiezos.

    La Liga de Pelirrojas, se decidió esta denominación en Asamblea General en presencia de los pocos miembros varones, pelirrojos también, que no se opusieron, porque ¿quién se opone a las mayorías? Éstas son la Dictadura de las Democracias, como lo fue la del Proletariado en el comunismo ruso que fracasó, como quizás también lo hayan hecho las democracias, aunque todavía nadie se atreva a reconocerlo.

            La Liga de las Pelirrojas, pues, grupo cerrado, tan sólo abierto a los de ese pigmento capilar, propone y convoca Concurso Literario para sus miembros, pelirrojos todos, como se ha dicho. Incluso en círculos restringidos hay ideas que penetran, aunque no sean portadoras, las ideas, de este matiz cromático.

            La Igualdad ¡qué gran palabra! ¡Convoquemos un concurso en loor suyo!

            Durante cuatro más uno, es decir cinco meses, sus miembros, de forma voluntaria, faltaría más, estuvieron escribiendo y enviando sus creaciones literarias respondiendo a cinco consignas que incluían la gran palabra. Para cada una de ellas hubo un mes de plazo.

            Suerte con el Jurado —así era el deseo animoso con el que se acogía cada escrito. El premio consistía, para los relatos seleccionados, formar parte de un libro coral y para los autores de los mismos, ver su nombre impreso junto a su creación, cuestión nada baladí para el autor y su vanidad inherente a todo creador, pelirrojos incluidos

Nuestro pelirrojo, pues justo es que un relato tenga un protagonista, siquiera como hilo conductor, encontró tan poco atractivo a las propuestas, pues a priori, sólo cabía seguir el camino esbozado, el de las mayorías, el de intentar ganar el premio como el que responde a una encuesta que se ve inducido a lograrlo; si va de reciclaje, pongamos el caso, nadie se define como no practicante.

Y nuestro hombre, pelirrojo, como se ha dicho, ante la propuesta: Cada vez más iguales en género, no supo que pensar; quizás haya ideas castrantes.

Una frase desafortunada —pensó en primera instancia—; no parece ni bien construida. Pero las ideas, aún las sinsentido, a fuerza de repetición, permeabilizan el alma más impermeable y nuestro hombre, pelirrojo la iba rumiando de a poco. Parece una frase trampa —se dijo— que permite un breve desarrollo para concluir diciendo Amén.

Mas no quiero transitar por el camino marcado —añadió para se—. Le daré la vuelta y así al menos, me divertiré un poco.

No pretendemos fatigar al lector exponiendo las propuestas biempensantes de los meses siguientes.

Son una provocación, eso es lo que son —explicó nuestro hombre para motivarse. Participó en las cinco convocatorias eludiendo lo mejor que supo el cómodo sendero que la brújula le marcaba.

El Jurado, ese gran desconocido falló; tiene su guasa la actividad del jurado: fallar.

Los relatos seleccionados fueron cincuenta y uno. Cuarenta y dos de veinte mujeres pues entre ellas, catorce fueron agraciadas múltiples veces, es decir multiagraciadas. La R.A.E. tan permisiva últimamente, quizás asuma la palabra.

Si han seguido la cuenta, concluirán que faltan nueve relatos, cuya autoría lo fue de cuatro hombres, tres de ellos multiagraciados, quizás la R.A.E. también acepte el masculino y, el que queda, nuestro hombre, uniagraciado. Esta última no creemos que tenga éxito ante la Academia que limpia, brilla y da esplendor.

A nuestro autor le sorprendió la elección del relato, tanto como no le sorprendió la no elección del resto. Es ingenioso mi escrito —se animó—, cuanto apenas insurrecto en contra del Pensamiento Único; no como los otros que presenté.

Pero este pelirrojo uniagraciado suma, a sus muchas faltas, la de tener veleidades sociológicas. Así anota: 42 relatos de mujeres, 9 de hombres; 20 mujeres seleccionadas, 4 hombres seleccionados. Algo chirría; es asimétrico; exigimos la Paridad. Otra bella palabra. Poco importa si no había suficientes pelirrojos talentosos, ni siquiera si no estaban interesados en las propuestas. Hay que tender a la Paridad. ¡Habrá que introducir medidas correctoras!

Ya está —concluyó—. Introduciremos sibilinamente el concepto de Enfoque de Género Masculino, (E.G.M.) Los consideraremos, a los hombres, pelirrojos o no afectos de una deficiencia, pero tiene que ser algo sutil y elegante: pies planos, por ejemplo. Les daremos unos metros de ventaja en cada carrera; en la carrera de la vida. ¿Cuántos? Comenzaremos por el equivalente al 10% del recorrido y si no fuera suficiente, iremos incrementando, poco a poco, la ventaja. Incluso, en ocasiones especiales, colocar selectivamente alguno directamente al otro lado de la meta.

No ahorraremos recursos ni escatimaremos fatigas. ¡La Igualdad como prioridad!

El Morocho del Abasto.

PARQUES Y JARDINES

Parques y Jardines.

 

FLORA-WEBFlorinda vendía besos y con ellos alegría. Los hombres hacían cola ante su puesto en un paseo público, un rincón algo tupido y casi boscoso. No precisaba para su industria, más que un taburete alto donde aguardaba coquetamente sentada el desfile de varones. Era muy disciplinada y metódica e invariablemente comenzaba su actividad a las nueve de la mañana en verano; a las diez en invierno. Por aquello de no ofrecer sus labios fríos. El primer cliente de la mañana recibía su aliento de clorofila; el siguiente y sucesivos, además, la saliva del anterior.

FLORO-WEBUno de sus primeros besucones fue Marcelo, hombre emprendedor y aplicado, convencido militante por la igualdad, así que, decidió establecerse unos pasos más allá, entre rosales, mucho más apropiado, para ofrecer el mismo servicio a las damas ávidas de besos, que también las hay.

No hubo rivalidad; cada uno tenía su clientela propia, por géneros, luego el trato, entre ellos, era cordial; se saludaban al comienzo de su jornada laboral y al finalizarla. No era lo más frecuente, pero se daba el caso, esporádicamente, de tomar el aperitivo juntos. Ninguno de los dos trabajaba por la tarde; no saben ustedes lo agotador que resulta tanto besar.

La Municipalidad, siempre velando por la seguridad y el bienestar de sus administrados, viendo que la actividad besucona era próspera, decidió crear, en su honor, un epígrafe para que pudieran acogerse al Impuesto de Actividades Económicas. Así estarán protegidos, les anunció en una simpática carta, advirtiéndoles que disponían de un mes para acogerse a tan beneficiosa medida. También, en su provecho, les aplicó una pequeña tasa para fundar el Montepío de Huérfanos de Besucones de Parques y Jardines.

Por último, se crearon los Estatutos de PP. y JJ. cuyo artículo primero, establecía que los besos ofrecidos por el hombre no eran de la misma categoría, así que la tarifa de éste había de ser menor.

Esta medida bienintencionada produjo una brecha salarial, así que el hombre para llegar a fin de mes, tuvo que besar más y más rápido, con perjuicio de su buen nombre, pues los besos así dados creaban insatisfacción.

Florinda, justo es decirlo, disfrutaba con su trabajo, pues besar era su vocación, además, le reportaba pingües beneficios. El caso de Marcelo era distinto, pues lo hacía por necesidad. Su mujer, sin embargo, de forma inconsciente, le allanó el camino hacia la profesión. ¡Qué bien besas! –le dijo en la primera cita. Ese halago primero, le quedó grabado a fuego. Tras quedarse en paro de su anterior trabajo, lo evocó. Y ese fue el motivo. Tenía tres hijos que mantener a los que, al llegar a casa, no besaba fatigado de tanto besar.

Un buen día, entre su clientela de féminas, se coló un hombre que le solicitó ser besado. No se confunda caballero –le dijo–, a escasos metros de aquí, la señorita le besará adecuadamente. Parece ser que el cliente despechado formuló una queja ante Sindicato de PP. y JJ.

Un inspector se personó afeándole la conducta, esgrimiendo que el suyo era un trabajo moderno en el que no cabía hacer discriminaciones por sexo. Somos iguales en género, sentenciaba la amonestación que le dejó por escrito.

Marcelo hizo de tripas corazón y ofrecía besos de tornillo, no sin cierta aprensión, a los caballeros que lo requerían, cuyo número aumentaba día a día. Es por el boca a boca –se comentaba.

Florinda vio en ello competencia desleal y denunció el hecho ante tan recto Sindicato, que haciendo gala de ecuanimidad, resolvió que el denunciado estaba en su derecho de besar a cuantos caballeros se lo solicitaran y para que ese derecho fundamental fuera beneficioso para ambas partes, se le exigía, como desagravio, que remunerara con un 50% a la denunciante de los beneficios por este cauce obtenidos.

Ésta, dando muestra de tolerancia dio por buena la sentencia y no ejerció su derecho al recurso.

La Municipalidad y todas las mentes biempensantes de la sociedad civil quedaron satisfechas y la ciudad quedó como ejemplo para la Nación de que se había conseguido la igualdad en género en todos los estamentos profesionales.

–A propósito de género –dijo Marcelo a Florinda…

Era la hora del aperitivo. Lo tomaban juntos una vez al mes.

–Se llama género –reanudó Marcelo– entre otras cosas, a la mercancía que un comerciante vende. Nuestra mercancía son los besos. Por lo tanto, somos iguales en género, pero diferentes en precio.

–Bueno, pero no se lo diremos a nadie.

El  Morocho del Abasto