La Liga de las Pelirrojas. El Concurso.

           La Liga de las Pelirrojas.
           El Concurso.

La_liga_de_los_pelirrojos-WEBEl relato que sigue es un guiño, en cuanto a título, a la obra de Sir Arthur Conan Doyle, creador del celebérrimo personaje Sherlock Holmes: La Aventura de la Liga de los Pelirrojos. Hemos cambiado el género enunciándola al estilo de Unidas Podemos, con el doble fin de eludir la acusación de plagio y la de dar apariencia de la Modernidad imperante de estos tiempos, tan importante para no tener tropiezos.

    La Liga de Pelirrojas, se decidió esta denominación en Asamblea General en presencia de los pocos miembros varones, pelirrojos también, que no se opusieron, porque ¿quién se opone a las mayorías? Éstas son la Dictadura de las Democracias, como lo fue la del Proletariado en el comunismo ruso que fracasó, como quizás también lo hayan hecho las democracias, aunque todavía nadie se atreva a reconocerlo.

            La Liga de las Pelirrojas, pues, grupo cerrado, tan sólo abierto a los de ese pigmento capilar, propone y convoca Concurso Literario para sus miembros, pelirrojos todos, como se ha dicho. Incluso en círculos restringidos hay ideas que penetran, aunque no sean portadoras, las ideas, de este matiz cromático.

            La Igualdad ¡qué gran palabra! ¡Convoquemos un concurso en loor suyo!

            Durante cuatro más uno, es decir cinco meses, sus miembros, de forma voluntaria, faltaría más, estuvieron escribiendo y enviando sus creaciones literarias respondiendo a cinco consignas que incluían la gran palabra. Para cada una de ellas hubo un mes de plazo.

            Suerte con el Jurado —así era el deseo animoso con el que se acogía cada escrito. El premio consistía, para los relatos seleccionados, formar parte de un libro coral y para los autores de los mismos, ver su nombre impreso junto a su creación, cuestión nada baladí para el autor y su vanidad inherente a todo creador, pelirrojos incluidos

Nuestro pelirrojo, pues justo es que un relato tenga un protagonista, siquiera como hilo conductor, encontró tan poco atractivo a las propuestas, pues a priori, sólo cabía seguir el camino esbozado, el de las mayorías, el de intentar ganar el premio como el que responde a una encuesta que se ve inducido a lograrlo; si va de reciclaje, pongamos el caso, nadie se define como no practicante.

Y nuestro hombre, pelirrojo, como se ha dicho, ante la propuesta: Cada vez más iguales en género, no supo que pensar; quizás haya ideas castrantes.

Una frase desafortunada —pensó en primera instancia—; no parece ni bien construida. Pero las ideas, aún las sinsentido, a fuerza de repetición, permeabilizan el alma más impermeable y nuestro hombre, pelirrojo la iba rumiando de a poco. Parece una frase trampa —se dijo— que permite un breve desarrollo para concluir diciendo Amén.

Mas no quiero transitar por el camino marcado —añadió para se—. Le daré la vuelta y así al menos, me divertiré un poco.

No pretendemos fatigar al lector exponiendo las propuestas biempensantes de los meses siguientes.

Son una provocación, eso es lo que son —explicó nuestro hombre para motivarse. Participó en las cinco convocatorias eludiendo lo mejor que supo el cómodo sendero que la brújula le marcaba.

El Jurado, ese gran desconocido falló; tiene su guasa la actividad del jurado: fallar.

Los relatos seleccionados fueron cincuenta y uno. Cuarenta y dos de veinte mujeres pues entre ellas, catorce fueron agraciadas múltiples veces, es decir multiagraciadas. La R.A.E. tan permisiva últimamente, quizás asuma la palabra.

Si han seguido la cuenta, concluirán que faltan nueve relatos, cuya autoría lo fue de cuatro hombres, tres de ellos multiagraciados, quizás la R.A.E. también acepte el masculino y, el que queda, nuestro hombre, uniagraciado. Esta última no creemos que tenga éxito ante la Academia que limpia, brilla y da esplendor.

A nuestro autor le sorprendió la elección del relato, tanto como no le sorprendió la no elección del resto. Es ingenioso mi escrito —se animó—, cuanto apenas insurrecto en contra del Pensamiento Único; no como los otros que presenté.

Pero este pelirrojo uniagraciado suma, a sus muchas faltas, la de tener veleidades sociológicas. Así anota: 42 relatos de mujeres, 9 de hombres; 20 mujeres seleccionadas, 4 hombres seleccionados. Algo chirría; es asimétrico; exigimos la Paridad. Otra bella palabra. Poco importa si no había suficientes pelirrojos talentosos, ni siquiera si no estaban interesados en las propuestas. Hay que tender a la Paridad. ¡Habrá que introducir medidas correctoras!

Ya está —concluyó—. Introduciremos sibilinamente el concepto de Enfoque de Género Masculino, (E.G.M.) Los consideraremos, a los hombres, pelirrojos o no afectos de una deficiencia, pero tiene que ser algo sutil y elegante: pies planos, por ejemplo. Les daremos unos metros de ventaja en cada carrera; en la carrera de la vida. ¿Cuántos? Comenzaremos por el equivalente al 10% del recorrido y si no fuera suficiente, iremos incrementando, poco a poco, la ventaja. Incluso, en ocasiones especiales, colocar selectivamente alguno directamente al otro lado de la meta.

No ahorraremos recursos ni escatimaremos fatigas. ¡La Igualdad como prioridad!

El Morocho del Abasto.

PARQUES Y JARDINES

Parques y Jardines.

 

FLORA-WEBFlorinda vendía besos y con ellos alegría. Los hombres hacían cola ante su puesto en un paseo público, un rincón algo tupido y casi boscoso. No precisaba para su industria, más que un taburete alto donde aguardaba coquetamente sentada el desfile de varones. Era muy disciplinada y metódica e invariablemente comenzaba su actividad a las nueve de la mañana en verano; a las diez en invierno. Por aquello de no ofrecer sus labios fríos. El primer cliente de la mañana recibía su aliento de clorofila; el siguiente y sucesivos, además, la saliva del anterior.

FLORO-WEBUno de sus primeros besucones fue Marcelo, hombre emprendedor y aplicado, convencido militante por la igualdad, así que, decidió establecerse unos pasos más allá, entre rosales, mucho más apropiado, para ofrecer el mismo servicio a las damas ávidas de besos, que también las hay.

No hubo rivalidad; cada uno tenía su clientela propia, por géneros, luego el trato, entre ellos, era cordial; se saludaban al comienzo de su jornada laboral y al finalizarla. No era lo más frecuente, pero se daba el caso, esporádicamente, de tomar el aperitivo juntos. Ninguno de los dos trabajaba por la tarde; no saben ustedes lo agotador que resulta tanto besar.

La Municipalidad, siempre velando por la seguridad y el bienestar de sus administrados, viendo que la actividad besucona era próspera, decidió crear, en su honor, un epígrafe para que pudieran acogerse al Impuesto de Actividades Económicas. Así estarán protegidos, les anunció en una simpática carta, advirtiéndoles que disponían de un mes para acogerse a tan beneficiosa medida. También, en su provecho, les aplicó una pequeña tasa para fundar el Montepío de Huérfanos de Besucones de Parques y Jardines.

Por último, se crearon los Estatutos de PP. y JJ. cuyo artículo primero, establecía que los besos ofrecidos por el hombre no eran de la misma categoría, así que la tarifa de éste había de ser menor.

Esta medida bienintencionada produjo una brecha salarial, así que el hombre para llegar a fin de mes, tuvo que besar más y más rápido, con perjuicio de su buen nombre, pues los besos así dados creaban insatisfacción.

Florinda, justo es decirlo, disfrutaba con su trabajo, pues besar era su vocación, además, le reportaba pingües beneficios. El caso de Marcelo era distinto, pues lo hacía por necesidad. Su mujer, sin embargo, de forma inconsciente, le allanó el camino hacia la profesión. ¡Qué bien besas! –le dijo en la primera cita. Ese halago primero, le quedó grabado a fuego. Tras quedarse en paro de su anterior trabajo, lo evocó. Y ese fue el motivo. Tenía tres hijos que mantener a los que, al llegar a casa, no besaba fatigado de tanto besar.

Un buen día, entre su clientela de féminas, se coló un hombre que le solicitó ser besado. No se confunda caballero –le dijo–, a escasos metros de aquí, la señorita le besará adecuadamente. Parece ser que el cliente despechado formuló una queja ante Sindicato de PP. y JJ.

Un inspector se personó afeándole la conducta, esgrimiendo que el suyo era un trabajo moderno en el que no cabía hacer discriminaciones por sexo. Somos iguales en género, sentenciaba la amonestación que le dejó por escrito.

Marcelo hizo de tripas corazón y ofrecía besos de tornillo, no sin cierta aprensión, a los caballeros que lo requerían, cuyo número aumentaba día a día. Es por el boca a boca –se comentaba.

Florinda vio en ello competencia desleal y denunció el hecho ante tan recto Sindicato, que haciendo gala de ecuanimidad, resolvió que el denunciado estaba en su derecho de besar a cuantos caballeros se lo solicitaran y para que ese derecho fundamental fuera beneficioso para ambas partes, se le exigía, como desagravio, que remunerara con un 50% a la denunciante de los beneficios por este cauce obtenidos.

Ésta, dando muestra de tolerancia dio por buena la sentencia y no ejerció su derecho al recurso.

La Municipalidad y todas las mentes biempensantes de la sociedad civil quedaron satisfechas y la ciudad quedó como ejemplo para la Nación de que se había conseguido la igualdad en género en todos los estamentos profesionales.

–A propósito de género –dijo Marcelo a Florinda…

Era la hora del aperitivo. Lo tomaban juntos una vez al mes.

–Se llama género –reanudó Marcelo– entre otras cosas, a la mercancía que un comerciante vende. Nuestra mercancía son los besos. Por lo tanto, somos iguales en género, pero diferentes en precio.

–Bueno, pero no se lo diremos a nadie.

El  Morocho del Abasto

LA IGUALDAD

               La Igualdad

LA-DIVINA-SEMEJANZA-WEBSe habla tanto de Igualdad que, a menudo y cada vez más, se olvida o se desconoce su significado. Las palabras, todas bellas, tienen, según la lingüística, su fonética, su fonología, morfología, sintaxis y semántica, principalmente. Y es curioso que siendo la lingüística una disciplina de letras, sus titulares se consideren científicos. Pero ese es otro cantar. Afortunadamente para las palabras, de las cinco disciplinas anteriormente citadas, las cuatro primeras se dejan para los especialistas, pero en cuanto a la semántica, o significado, para andar por casa, hay muchas e invasivas injerencias.

Lo peor que le puede ocurrir a una palaras es convertirse en etiqueta, o aún peor, en rótulo de ministerio; va a ser maltratada. Pero claro, la palabra es la que es; me viene a las mientes la letra de la canción de Quilapayún que, según leo es elrescate de una cancioncilla que fue muy popular durante nuestra guerra civil de la primera mitad del siglo pasado: Qué culpa tiene el tomate / que está tranquilo en la mata / y viene un hijo de puta /y lo mete en una lata / y lo manda pa Caracas.

En general, los Apostolados, más beligerantes por una supuesta igualdad, parten del hecho de intentar forzar una desigualdad, donde a priori no la hay y, a partir de ahí proponer unas medidas correctoras, harto agresivas, en las que, para primar a un colectivo, se discrimina al resto de la humanidad, salvo a aquellos, que formando parte del resto de la humanidad, a su vez, sean asimilables a otro colectivo que también se desee primar y que, a buen seguro, entrará en competencia con el anterior.

En esta carrera de obstáculos que es la vida, se le asigna condición de minusvalía a ciertos colectivos, a quienes se les da muchos metros de ventaja, cuando no, se les pone directamente al otro lado de la meta. Por ejemplo, al 51% de la humanidad; las mujeres. Las mujeres, como los hombres nacen, nacemos plenos y plenos de facultades y posibilidades, salvo impedimento. Además, las leyes y nuestro ordenamiento así lo amparan. Por lo tanto, estas medidas correctoras destruyen, pulverizan, aniquilan el principio de Igualdad. El legislador y aquí deducimos que se trata del legislador varón, quiere ganar el premio y añade que, además, para acceder a ciertos empleos públicos, se primará de forma añadida, a las mujeres que hubieran sido objeto de violencia de género. ¿Ha pensado el legislador varón, pues me cuesta creer que se trate de la legisladora mujer, lo que puede suponer para una mujer, así maltratada, ir aireando su dolor, su circunstancia…?

El año pasado se convocó un concursillo literario cuyas obras seleccionadas pasarían a formar parte de un libro que constaría de cinco capítulos; en cada uno de ellos un cierto número de obras de diferentes autores. Los capítulos propuestos fueron los siguientes:

Como denominador común: Cada vez más iguales…

Capítulo I. En género

Capítulo II. Sin importar el origen.

Capítulo III. En Capacidad.

Capítulo IV. En oportunidades.

Capítulo V. Sexual.

Sé que a muchos les costará creer tal convocatoria, a otros quizás no, pues vivimos los tiempos que vivimos. La reacción primera de quien les escribe fue la de dejarlo pasar, pues, a priori, lo le veía la menor opción de creatividad a tan truculentas propuestas. No obstante, medité sobre ello. Había un mes concreto para cada uno de ellos.

Al cabo de un tiempo, vi que al primer enunciado, se le podía dar la vuelta y la musa se me apareció generosa. Presenté el escrito. Llegó el mes siguiente, octubre para más datos y el escribidor pensó: más de lo mismo, pero de nuevo, la musa se presentó con un giro nuevo y así sucesivamente. Presenté un escrito para cada capítulo. No sé la suerte que han corrido los escritos enviados, quizás estén todavía en fase de deliberación. No albergo grandes ni medianas esperanzas de ser seleccionado, pues ninguno de ellos sigue los dictados de lo llamado políticamente correcto, esto es; del Pensamiento Único.

Es por ello que me propongo publicarlos en este blog, uno por semana, por si alguien los pudiera leer y así comprender, quizás, que las cosas, tal vez, no son como nos las cuentan y que el bien común que nos anuncian, no es la razón última que se pretende. O tal vez sí.

            El Morocho del Abasto.

LAS BONDADES DEL LENGUAJE INCLUSIVO

Las Bondades del Lenguaje Inclusivo.

TROMPETISTA-WEBEl mayor logro de la Era Democrática a la que llamaremos Nuevo Régimen (42) para diferenciarlo del Viejo Régimen (40), no ha sido, en contra de lo que se cree, la legalización y posterior aniquilación del Partido Comunista de España (P.C.E); no, sino algo más sutil: haber sentado las bases para que el mal llamado Lenguaje Inclusivo sea un fenómeno, porque fenómeno es, imparable.

Para corroborar este aserto e ilustrar a los detractores de la modernidad; no lo creerán, pero los hay, vaya este artículo:

Crónica del Concierto.

La Banda Casino Musical del Burjodella; se considera adecuada la designación de Banda, pues está compuesta de músicas y músicos; dio anoche un concierto memorable.

La Directora de la misma, no en vano disponía de una Sección de Cuerda que ya la quisieran las Grandes Orquestas, a saber: violines; doce de los cuales ocho violinistas y cuatro violinistos. La Sección de Viento no le andaba a la zaga: ocho trompetistas, una mujer y siete trompetistos; dos saxofonistas y cuatro saxofonistos de los cuales un saxo tenor y una saxa soprano, sin contar flautas traveseras y flautos traveseros; clarinetistas, dos y clarinetistos dos, paridad como verán; trombón de varos y trombona de varas.

TROMPETISTO-WEBLa Percusiona, compuesta y aquí la sorpresa, de cuatro tamborileras, un tamborilero, ro-to-pom-pom; un bombo y una bomba, especialmente ésta última hizo las delicias y los delicios del público y de la pública.

Mención especial merecen la maestra pianista y el maestro pianisto, con virtuosa ejecución de teclas y teclos.

El momento álgido, sin embargo, fue cuando el artista local Pepito Colombaire “Coloma” y el arista internacional y gentleman invitado Pep Gimeno El Botifarra, cantaron a dúo el gran éxito del gran Paco Muñoz: Que vos passa Valencianes. El autor, presente y emocionado, pasó por alto el cambio de la letra.

Las asistentas y los asistentes aplaudieron a rabiar.

El articulisto, autor de la crónica, Juan Baldova, ha sido invitado a dar una Master Class en la facultad de periodismo y su artículo será elegido como guía de estilo en todas las universidades del País, incluso en la vecina Catalunya y en el País Vascongado.

 

Noticia de última Hora.

El Presidente de la Real Academia Española, don Manuel del Sentidocomún, ha sido cesado de su cargo al oponer tibia reticencia al estilo del artículo de estilo elegido.

El Presidente del Gobierno, doctor Pedro Sánchez, considerando que la elección del sucesor o sucesora no puede dejarse en manos de académicas ni académicos, ha delegado la cuestión a la titular de una de las Carteras creadas a la medida de las socias de gobierno, Unidas Podemos, la ministra de Igualdad, excelentísima señora Irene Montero. Es una cuestión se sensibilidad —ha añadido el doctor Sánchez.

La Ministra no ha demorado su decisión y a vuelapluma ha propuesto para la sucesión a la activista y recién directora del Instituto de la Mujer, doña Beatriz Gimeno. Se comenta que quiere introducir la voz “dilda”.

Así todo queda atada y bien atada —ha declarado la ministra.

 

No sé ustedes lo que pensarán, pero el corrector de Word, no ha cesado de subrayarme en rojo una de cada diez palabras. Habrá que actualizarlo, proclamo.

 

El Morocho del Abasto.

UNA, DOS Y TRES

PATXI-ANDION-WEBUna, dos y tres.

Patxi Andión, voz de aguardiente, Che Guevara y Jesucristo Superstar, tiritando en el lecho con Rogelio, soñando con la misma mujer; amigo del Pipo, un perro más, conocido de la Jacinta a la que pellizcó un pobre ciego que reconoció su olor, y de la Tani, las mariquitas sólo saben fregar vasos; conocedor de la Bohemia, la verdadera que huele a blenorragia y a vino peleón; glosador del problema del pueblo: el maestro, pasó una tarde con Antonio Machado, el libro sobre la mesa; la infancia está en guerra ahora, inquilinos de la sombra; una dos y tres, lo que usted no quiera, para el rastro es; bailó con Esteban que no sabe bailar; odia a quien regala palabras, como quien regala flores, le da vergüenza esa luz que tanto brilla y no limpia nada; este es el rastro señores, vengan y anímense; a tus hijos les dio, la ocasión de luchar, a ti solo te dio el favor de esperar; y se marchó oliendo a coño y tabaco; mirando la zagala que baja al río a lavar, va pensando en el vestido que el día de fiesta quiere estrenar; le vendemos barato con el precio en inglés, somos todo lo honrados que usted quiera creer; es un burgués con su traje y bigotito; si yo fuera mujer, no me casaría, nada de pastillas que las tome él; si usted quiere ser macho, le dejamos vencer…, usted salva su facha delante de su mujer y al final si podemos la engañamos también.

La voz de aguardiente que maldecía a los burgueses, se salió de la vía a bordo de un coche muy burgués que quedó para la chatarra. Su cuerpo se encontró, la voz no. A veces me canta, a veces te canta; está en las biografías y en los discos; en la memoria de los que le conocimos.

Descanse en paz.

Juansito Caminador

VALENCIANO DE TERUEL

            VALENCIANO DE TERUEL.

            Ruta Literaria por parte de la Corona de Aragón
            Godella – Alicante – Valencia – Teruel.

      C-A-MANZANA-DE-LIBROS-web      La literatura está llena de guiños a ciudades, cuando no, les concede el papel protagonista. Así, pensar en Rayuela de Cortázar es evocar Paris: la Ciudad de los Prodigios de Eduardo Mendoza es la misma Barcelona; Luces de Bohemia de Valle Inclán nos adentra en Madrid; cualquier Sherlock Holmes de sir Arthur Conan Doyle, nos lleva sin tregua a Londres…

Pero hay historias en las que la ciudad recibe un protagonismo diferido y por delegación de un edificio que en ella está enclavado. Este último es el protagonista y el paisaje de fondo.

Relacionamos a continuación cuatro historias, mucho menos o escasamente conocidas, cuasi inéditas. Las emparejamos con su ciudad.

El-Misterio-de-las-4-Sillas-webGodella.         El Misterio de las Cuatro Sillas.

Cuatro sillas dispuestas alrededor de una mesa inexistente, es decir del vacío, es un enigma para quien quiere verlo.

 

 

Alicante.        El Patio de los Naranjos.

El--patio-de-los-naranjos-min-webMucho más modesta que La Divina Comedia de Dante Alighieri y sus 7 cornisas, esta historia tan sólo tiene dos: Un sui géneris inframundo y la luz.

 

 

 

Valencia.       Las Gaviotas de laAudiencia.

Las-Gaviotas-de-la-Audiencia-min-webLas gaviotas, esas aves, para algunos, símbolo de libertad, para otros tienen muy mala prensa. Tras su lectura, que cada cual saque sus conclusiones

 

 

 

 

 

Teruel.           Libro de Obras.

Libro-de-Obras-min-webUna de las palabras de moda es “spoiler”, en el cual he caído, pues lo anterior, no se cuenta en el libro.

 

 

 

 

 

 

PCH-4Las cuatro historias están recogidas en el libro Cuentos Arquitectónicos de Manuel Salvado Redón, editado por Chiado.

El Morocho del Abasto

 

 

 

 

 

VALENTIA-EDETANORUM-1704-1-1.WEB

Localización del libro en las mejores librerías

 

 

 

 

 

 

NaNoWriMo

NANOWRIMONaNoWriMo

 

Llevo dos años escribiendo una novela. Es mucho, dirán algunos, no es nada diría, tal vez, Flaubert si viviera; tardó cinco años en escribir Madame Bovary. Claro que él se dedicaba sólo a eso. Bueno a eso y a… Cuando interrumpía su escritura novelesca, como descanso y reposo, se dedicaba a escribir un dilatado epistolario; con Georges Sand, entre otras.

Vargas Llosa, en una entrevista que le oí no hace demasiados años, exponía que él, aun habiendo tenido un buen número de hijos, no se había ocupado más que de leer y de escribir; del resto lo había hecho su mujer a quien le estaba y estaría eternamente agradecido. Poco después la dejó por la irresistible Isabel.

Debe de ser muy cundidor, razono, desde el punto de vista literario, poder consagrar lo más claro del día a escribir. Un servidor tiene que disputarle el tiempo a la escritura con ganarse la vida, o intentar hacerlo, con las cuitas de lo doméstico, con los hijos, con la madre ya mayor, con el bricolaje ¿qué se yo? Como muchos otros, en eso no me hago el mártir, ni maldigo mi suerte.

Estas reflexiones que sin serlo sé que pueden sonar a lamento, vienen a colación por lo que el título indica. Se lo explicaré, no trato de hacer pedagogía, de hecho, fue mi hija quien me puso al corriente del asunto: NaNoWriMo: National Novel Writing Month. Dicho en román paladino: un mes para escribir una novela. Noviembre. Que no me parece mal mes, incluso el mejor.

Es la noche del 28 de noviembre y no la he empezado. Me quedan dos días más esta noche. No da tiempo. Reto tan sólo posible para Corín Tellado, Georges Simenon o quizás Jordi Sierra i Fabra.

Ya me reservo para mañana, el viernes negro al que no acudiré tampoco, pero reivindico el término frente al Black Friday, como dice el maestro Reverte: Si hay que hacer el gilipollas, hagámoslo en español.

Mientras tanto, tras el viernes negro, trataré de terminarla durante el tibio diciembre valenciano, aunque, claro, llegan los puentes, las celebraciones, las comilonas. Quizás seguiré tras las uvas, en el año nuevo que ya viene raudo. Y éste será el tercero. Y aún tengo otra, que empecé un años antes. Pero ésta, lo habéis adivinado, es otra historia.

 

El Morocho del Abasto.

LA DERECHONA Y LA CUESTION FEMINISTA.

 3-LUISA-CARNES          LA DERECHONA Y LA CUESTION FEMINISTA.

 

Vaya por delante, que “derechona” no es un término de mi autoría; se lo oí, por primera vez, diría que a Alfonso Guerra.

D. Javier, Martínez por parte de padre y Santamaría por su madre, caballero de derechas, ilustrado, del ámbito local, además de presidente de la Asociación Cultural Templers de Burjassot, redactor del blog homónimo, redactor del blog de contenido histórico: el Trodebac, conferenciante y más cosas que me las callo pues no pretende ser éste un artículo en loor suyo, ha escrito y no poco, ha compartido artículos y no pocos, destacando mujeres relevantes a lo largo de la historia. Vaya la lista que sigue, como un pequeño muestreo.

 

1-PILARA GARCIA COMECHE-PILARETAPilar García Comeche, “Pilareta”

https://templersdeburjassot.wordpress.com/2018/02/11/carta-abierta-a-la-opinion-publica-valenciana/?fbclid=IwAR2XHZdj6g7Yoihi-IqO-7W_p2x5rDcOqTx6CQ7yXpjnw77RWHWU-oUnggk

 

2-MUJER-DEL-27Imprescindibles. Las sin sombrero. Mujeres olvidadas de la Generación del 27 (26/8/2019):

http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-sin-sombrero/3318136/?fbclid=IwAR1d8VatQlKEeS9jZ6USJ06E_yNMV0JyaxkfqZ1auTMGTkmkrRa9yy7lhYA

 

3-LUISA-CARNESColorear a Luisa Carnés

https://www.jotdown.es/2017/10/colorear-a-luisa-carnes/

 

 

 

 

 

La Caçoleta d’olors

https://templersdeburjassot.wordpress.com/2016/12/27/sabias-que-17/?fbclid=IwAR2kaZs3EglpfD2V0CgDP646mlgbu5NoavfooNQAp5lYJ7yjwaRS3g62KN8

 

Las descifradoras de códigos de Bletchley Park

https://metode.es/revistas-metode/secciones/historias-cientificos/desxifradores-codis-bletchley-park.html?fbclid=IwAR2vd2ybIZSZQ4NIc2_W4nsKKcCSgmtTk1dVVNPWDZZWmwCZvRBK9EFWydU

 

La Mujer de la Montaña

http://www.encadenados.org/rdc/sin-perdon/5179-la-mujer-de-la-montana-3?fbclid=IwAR12Eu51biYx4ZA92d-OyTXt9epquynz5EBkZ3nxgk_FgmRJM_8BHdR1SDA

 

El ángel de Varsovia, Irena Sendler (1910-2008)

https://www.mujeresenlahistoria.com/2014/09/el-angel-de-varsovia-irena-sendler-1910.html?fbclid=IwAR1kWA20XWYCqAS3PZEhQb3nnuPgqEJsr1IRBt1j0llMd2qo-uqDVazAcKQ

 

Mujeres y guerreras en la edad media, las grandes olvidadas

https://lashorasdelahistoria.blogspot.com/2016/08/mujeres-y-guerreras-en-la-edad-media.html?m=1&fbclid=IwAR0J2sbabhlvyFe4fH_1r3Go27MGuB8ZQxd7e_hcLRxzcSy-nxwpH6Efh28

 

Una española ilustrada: Doña María Isidra Quintina de Guzmán y de la Cerda.

https://gredos.usal.es/bitstream/handle/10366/24203/THV~N60~P96-105.pdf;jsessionid=0D17EAA691647D65853C3DCA524021FA?sequence=3&fbclid=IwAR1d8VatQlKEeS9jZ6USJ06E_yNMV0JyaxkfqZ1auTMGTkmkrRa9yy7lhYA

 

De brujas y sabias a científicas: la historia de las mujeres en la ciencia

https://ladobe.com.mx/2018/02/brujas-sabias-cientificas-la-historia-las-mujeres-la-ciencia/?fbclid=IwAR3N0DEY22tPkTklYaJN1p4b7erOxc9t8f2DJEV-BUYkA4xNoHu8vhNkJ4Q

 

Impresoras en Valencia s. XVIII, el Nobilísimo Arte de Imprimir

https://eltrodebac.wordpress.com/2015/12/21/impresoras-en-valencia-s-xviii-el-nobilisimo-arte-de-imprimir/?fbclid=IwAR3G0YsTgIcl25wOjL790lzdj5kVs5PFksQio_ZS4m3_cTwn5vYriLpvmEU

 

Dª Germana de Foix y el origen valenciano de la Viola de Gamba.

https://eltrodebac.wordpress.com/2015/06/21/101/?fbclid=IwAR3QzToNRamsHM3of4vTUwUZXtwTJccwPJ57Yg9oOg4u_HcXRNlc5WuBadw

 

UNA MUJER DE INFANTERIAAna María de Soto. Una mujer en la Infantería de Marina del XVIII

https://eltrodebac.wordpress.com/2016/04/19/ana-maria-de-soto-una-mujer-en-la-infanteria-de-marina-del-xviii/?fbclid=IwAR12Eu51biYx4ZA92d-OyTXt9epquynz5EBkZ3nxgk_FgmRJM_8BHdR1SDA

 

El motivo por el cual se ha hecho eco de estas mujeres y de muchas otras es por la relevancia de las mismas, por su aportación a la sociedad, por su brillantez, por rescatarlas del olvido o simplemente por reivindicarlas frente al desconocimiento de ¿intelectuales?, ¿historiadores? y del público general. Aunque no estrictamente por el hecho de ser mujeres, pues la brillantez, la genialidad, la relevancia va con el ser humano que las posea y nacer hombre o mujer, es un mero capricho de la naturaleza.

Dicho lo anterior, en puridad, según la definición que la RAE da al término feminista, maese Javier Martínez, sería un feminista, aunque no le acople la etiqueta, pues promociona a esas mujeres, por su valía, no por ser mujeres, aunque esa condición va inherente a ellas. Y ésta es una promoción clara, limpia, que las aúpa sin ir en contra de nadie. Ahí está la clave. Realzar, promover, distinguir a alguien per se, no a costa de ir contra otros.

Antes de ingresar en esta cofradía de usuarios de Facebook, hace ahora algo más de dos años, creía, muy sinceramente que ese concepto atávico de derechas e izquierdas, era tan sólo una cuestión residual del pasado, que se había pasado página y que la mayoría aspirábamos a ser humanos, algunos a ciudadanos y que los grandes temas, a saber: dignidad de las personas (hombres y mujeres), aborto, natalidad, religión, unidad de España, feminismo… eran temas transversales y, negada la mayor; ni derechas ni izquierdas, no pertenecían a ningún grupo, pues grupos no había.

Sin embargo, tras el periodo mencionado, instalado en este observatorio, observo, con estupor y dolor, que se han reimplantado los bloques y que la brecha crece.

Las llamadas izquierdas se han adueñado del feminismo e imponen su modelo excluyendo y vetando a las mujeres a las que vislumbran un atisbo de ideología conservadora. El feminismo militante y monocolor podría muy bien hacer suyas, como referentes a estas mujeres relevantes, muchas de ellas presuntamente de izquierdas, pues las pobres ya no van a protestar. Pero no; veamos qué ejemplos de feminismo ofrecen:

CONJUNTO-FEMEN

Tal vez, la diferencia en el tratamiento no se reduzca a la mera cuestión de izquierdas o derechas, sino más bien al adjetivo que utilicé al principio: ilustrado. Este carácter, lógicamente no es asequible por la población en general, pero sí que debiera ser el de educación y respeto.

Cuando alguna vez sí que destaca alguna figura, no lo hacen por sus méritos, sino por ser mujer, naturalmente de izquierdas, las otras no tienen cabida, creyendo que en ese reconocimiento están inventando la pólvora, pretendiendo asombrar al mundo destacando, como extraordinario, lo que en verdad es natural, que una mujer sea portadora de sublimes cualidades.

A rebufo de ello, se crean entelequias tales como discriminación positiva, paridad… ¿No les parece que eso es reconocer una inferioridad inexistente? ¡Como eres inferior, te doy ventaja en esta carrera! Hasta la sabiduría vende la universidad, cantaba Quevedo, ahora diplomaturas en Estudios de Género.

Las llamadas izquierdas, lo digo con tristeza, se hacen acreedoras de los epítetos que ellas lanzan: casposa, reaccionaria, fascista o facha y poco integradora, rectifico esto último; selectivamente integradoras y selectivamente excluyentes. La revancha deberían darla por terminada; es la única manera de avanzar. A los cuarenta años del antiguo régimen ya le han sucedido otros cuarenta del nuevo régimen, que ya huele a viejo.

El Morocho del Abasto.

Y NO ESTABA MUERTO.

 Y-NO-ESTABA-MUERTO-pint-oleo-web             Y NO ESTABA MUERTO.

 

—¡Hay que desenterrar a Franco!

—¿Por qué Pablo? —preguntó Pedro.

La escena, no se piensen que sucedía en la antigüedad bíblica, ni conversación de apóstoles, no: ocurrió prácticamente anteayer.

—Porque fue un dictador.

—¡Ah!

—Y mató a mucha gente —reanudó Pablo.

—¿Con sus propias manos, Pablo?

—No, hombre no; mandó matar. Además…

—Además ¿qué, Pablo?

—Es una vergüenza que esté enterrado al lado de aquellos a los extorsionó y humilló.

—Ah, entonces se trata de una fosa común; se decía que era un monumento para su mayor gloria personal y que sólo tenían cabida junto a él los de su bando. Entonces ¿cómo es que también están enterrados los otros?

—Los que morían construyéndolo.

—¿Murió gente?

—Seguro, pero ¿qué se yo? Hace tanto tiempo.

—Eso mismo pienso yo.

—Oye, Pedro, ¿no serás tú uno de ellos?

—¿De quienes Pablo?

—De esos, ya me entiendes.

—Pues no, no te entiendo, además dictadores que mataron mucha gente y están en sitio público, privilegiado… ahí está Napoleón. ¿Por qué nadie habla de exhumar a Napoleón y de llevarlo a su isla de Santa Elena?

—Hombre Pedro, aquello ocurrió hace mucho tiempo.

—Eso mismo me parece a mí.

—Ay Pedro, es que hay que explicártelo todo; Napoleón fue un gran general y estaba por la Liberté, la Fraternité y la Égalité. Y por la Grandeur de la France…

—El nuestro, el patrio, dicen que fue Generalísimo y pretendía que España fuera Una, Grande y Libre.

—Uy, Pedro, qué mal te veo. Haré como que no he oído nada. Tienes que acordar en Consejo de Ministros la Exhumación de los restos de Franco y entregárselos a su familia para que lo entierren en un lugar discreto. Tienes también que enviar a tu ministra estrella para que hable con el Papa y ponga en vereda a ese Prior rebelde del Valle de los Caídos.

Pedro vio en las palabras del iluminado Pablo, la senda a seguir. Mientras, se hablaba en la calle. Los Contertulios televisivos, esos hombres y mujeres sabios, que de todo entienden y de todo hablan, los politicastros, biempensantes partidarios del pensamiento único que los hay a montón; son pandemia, iban, a su pesar, resucitando al Viejo Dictador. Nunca había llegado a tan altas cotas de popularidad. Los jóvenes que no lo conocieron y escasamente habían oído hablar de él tenían ahora un nuevo personaje a clasificar entre el capitán América y algún protagonista de Juego de Tronos. La memoria histórica había triunfado: rescatar del Olvido a alguien que ya no contaba…

A las seis de la madrugada, para evitar a los curiosos, irrumpió una delegación en la quietud del Valle de los Caídos. Un destacamento de policías nacionales voluntarios-obligados, acompañados de una representación de Mossos de Esquadra voluntarios se habían adelantado, una hora antes, y un mando de cada cuerpo penetró en la celda del prior: Eminencia, venimos a llevárnoslo. Ante la sorpresa del durmiente, aclararon. No es a usted Eminencia, no le dé a usted ansia, no le dé a usted miedo. Venimos a por Él.

Mientras, desde una colina cercana, no convenía un exceso de protagonismo, Pablo y Pedro, armados de prismáticos de alta tecnología y alcance supervisaban los operativos.

Llegó el momento de personarse en el mausoleo del que se dejara denominar Generalísimo de los ejércitos y Caudillo de España, ahora ya elevado a la categoría de ser mitológico.

—Abran —ordenó el Jefe de la delegación.

Había recibido la orden de los oteadores vía Walkie Talkie. En la era del telefonillo portátil este método añadía un toque vintage a la gesta.

Abrieron. Veinte cabezas con sus veinte pares de ojos se asomaron. Tan sólo el Prior se mantuvo en un aparte, irónica su mirada. En el interior, una sencilla caja de madera sin pudrir ni acusar señales del paso de tiempo.

—Es por las condiciones y el microclima —anunció el Jefe de la delegación, sin duda el hombre más preparado de los presentes.

—Abran la Caja, Atronó.

Se decidió que tal honor cabía de forma paritaria dos Policías Nacionales voluntarios-obligados y a dos Mossos de Esquadra voluntarios.

Retiraron muy gentilmente los cerrojos que fueron cuatro y lo hicieron por riguroso turno. Así que ninguno se aprovechó, ni siquiera la suerte sonrió a ninguno más que al resto. Con gran ceremonia y dulzura retiraron la tapa de madera de boj de los bosques gallegos.

Ocho ojos se elevaron hacia el Jefe de la delegación, pidiendo consejo. Se trajo una escalera de mano, no era cuestión de que tan digno señor saltara como un simple Número de la P.N. Después descendieron el subjefe, el tercero de a bordo, el asistente del jefe, el del subjefe y el del tercero de a bordo, el mando de la Policía Nacional y el de los Mossos. Ninguno de tan doctos señores, amén de la señora concejala de Fiestas de El Escorial, que fue la única que quiso sumarse a la Fiesta, supieron dar respuesta al enigma. La caja estaba vacía. Ni huesos, ni polvo de huesos, ni fuegos fatuos. Nada.

Mientras, con ojos traviesos, como nunca los había tenido, ocultos, eso sí, tras cristales oscuros, el viejo general viajaba en autobús como un jubilado más. A las pruebas me remito.

Y-NO-ESTABA-MUERTO

 

El Morocho del Abasto.

Autor de la Fotografía: Emilio Roca.

Photo by (C)2012 @emival_fotos