¿QUÉ ES EL SENTIDO COMÚN?

¿QUÉ ES EL SENTIDO COMÚN?

 

¿Qué es el sentido común? No sabiendo responder a ello, sin embargo, a veces cae por su propio peso. Una norma que atenta contra él, a veces, digo otra vez, se revoca, se diluye; cae en el olvido. Pero casi nunca lo es por conciencia; porque se haya reconocido el error, No. A menudo se corrige, por el simple hecho de que mantenerse en el empecinamiento es muy caro.
Se ha levantado la obligatoriedad de usar guantes en supermercados. ¿Por qué? ¿Porque andaban escasos, porque eran caros?

Bienvenida sea esta corrección aunque haya sido por aburrimiento.
Toneladas de vertidos se evitarán. El medio ambiente y la salud dermatológica lo agradecerán.

O quizás, este levantamiento ¿sea porque el virus de la duda no se ha hallado entre sus productos, en sus estupendos anaqueles? Se han hecho análisis de productos elegidos al azar. No se ha detectado. Si es así, quizás, en aras de la tan cacareada transparencia, debiera de decirse. El miedo, entre la población es grande. No sé, si mantenerla en el miedo es rentable. Pero la preocupación, el cuidado, debiera de acotarse. Es muy extendida, entre gran parte de la población, la idea, de que el virus está en el ambiente, en la atmósfera. De ahí, la obligatoriedad de las mascarillas. Esa es una creencia.

Presentamos, a continuación, la dotación ofrecida a un empleado de una empresa, más o menos pública, para el ejercicio de su trabajo en un mes. Y no es personal sanitario.

PLASTIC-web

El Estado, las Autoridades, ante fenómenos extraordinarios como el que nos ocupa, piensa por nosotros. Dicta normas, pues no cree en el sentido común de sus administrados y aún menos en la responsabilidad del ciudadano, del votante, del sujeto llamado pasivo por la hacienda pública y crea el castigo y la multa para quien no siga las normas que los probos gobernantes han diseñado.

Pero, al final, es la responsabilidad individual la que resuelve o agrava el problema. Solo la responsabilidad personal es capaz de gestionar, para bien o para mal el problema que la administración transfiere al administrado, suministrando todo este arsenal plástico. Probablemente, ni se lo haya planteado. Pero el resumen es el siguiente: Yo le entrego todo este material altamente nocivo para el medio ambiente, pero cuidese usted, muy mucho, de contaminar.
Las mascarillas aún siguen siendo recomendadas y obligatorias en determinados casos. Mientras dure la situación, por favor, no las tiren al suelo. Por cierto, ¿sabemos cómo reciclarlas?

 

Jean le Désosé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>