El caso Contador o la persecución de un campeón

El caso Contador o la persecución de un campeón

Este artículo lo escribí el 18/02/2012, poco después de conocerse la sentencia y lo publique en un foro reducidísimo de francófonos. Posteriormente inauguramos nuestro cuaderno con este mismo artículo el 25/04/2012. Ha suscitado un ligero interés entre un público no francófono y además el caso vuelve a recobrar cierta actualidad pues recientemente ha sido tratado en cierta Radio y en una publicación en soporte papel de una forma partidista. El vocablo partidista debe entenderse como toma de partido por razones incomprensibles en contra del corredor. Por ello creemos útil traducirlo al español. Sin más preámbulos lo adjuntamos a continuación.

CONTADOR-1-WEBQuerría expresar mi indignación por la persecución que sufre, que ha sufrido y que con certeza sufrirá el mejor ciclista del mundo Alberto Contador. En el transcurso del Tour de 2010, concretamente el 21 de julio tras un análisis ordinario se le detecta una sustancia, el clembuterol , una sustancia considerada como dopante.

Sobre esta sospecha se basó la acusación. Pero demonios, la cantidad detectada fue tan irrisoria “50 pico-gramos” (*) que en cualquier otro foro se habría terminado por archivar el asunto. Pero se trata de un gran campeón español así que hay que investigar; nunca se sabe con esta gente al sur de los Pirineos. Pero no se inquieten, no vamos a seguir por ese camino de apelar al sentimiento patriótico.

Seamos rigurosos como las gentes del norte. La Real Federación Española de Ciclismo le declaró inocente. La Unión de Ciclismo Internacional (U.C.I.) interpuso recurso ante el Tribunal de Arbitraje deportivo (TAS). La defensa de Contador argumentó la ingesta de una carne contaminada de aquella sustancia. Finalmente tras un año y medio de proceso, tribunal condenó al corredor con la más grande condena posible: Dos años de suspensión con carácter retroactivo. Consecuencias: Se le expropia el Tour tan dolorosamente ganado, el Giro de Italia ganado en 2011 y otras carreras. Este año no podrá correr ni Giro ni Tour ni en los Juegos Olímpicos. Y como propina: una multa por qué no de 2.500.000 Euros. ¿Se han dado cuenta esos sabios magistrados que se trata de un ciclista, no de un futbolista para exigirle esta suma tan fabulosa de dinero?

Pero vayamos a la sentencia. Esta no acepta la tesis de la defensa pero descarta la tesis de una transfusión ilícita “punto 447” (**) y proclama como más probable que el clembuterol provenga de un suplemento alimentario. Pero literalmente se constata que la condena no significa que el tribunal esté convencido “punto 487” (**). La sentencia sostiene literalmente también que si otros corredores lo han hecho, bien pupo haberlo hecho Contador. Este argumento es absolutamente grotesco. Igualmente es surrealista el “punto 496” (**) que afirma que no se reduce el periodo de suspensión de dos años porque se ignora las circunstancias que rodearon la ingestión del suplemento alimentario. ¡Soberbio!

Según esta disertación la conclusión que se deduce es la siguiente:

Una sustancia prohibida ha aparecido. ¿Cómo? No se sabe. ¿En qué proporción? Eso no tiene ninguna importancia. Nosotros, no tenemos nada que demostrar. Le toca a usted, joven vicioso demostrar por qué esta sustancia ha aparecido. Como en la época medieval. Nosotros estamos aquí para preservar la pureza.

Mientras esta condena grotesca acaba de producirse, otro corredor sobresaliente del sur (español) ha terminado su castigo de dos años. Se trata de Alejandro Valverde. Contra este muchacho de Murcia, ningún análisis ha demostrado nada nunca jamás. Su única falta fue que su nombre apareciera en la lista de un medico tramposo condenado por dopaje.

Sería bonito que Valverde, en ausencia de Contador gane el Tour 2012. Yo apuesto por él.

(*) Un pico-gramo es la billonésima parte de un gramo.

(**) Todas las referencias de la sentencia están tomadas de un fantástico artículo de opinión publicado por Las Provincias el 15/02/2012, firmado por Manuel Gómez Tomillo, profesor titular de Derecho Penal y coautor de la monografía “Derecho Administrativo Sancionador”

Manuel de Français

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>