YA ESTA AQUÍ.

LE-VINYA ESTA AQUÍ.

 

 

 

 

De pronto, como quien despierta de un letargo, recordé que tenía un libro en el mercado, Cuentos Arquitectónicos, del cual ya no me ocupaba, siguiendo el ejemplo de mi editorial casi desde el principio. Me dejó abandonado a mi suerte y tuve que ir yo solo aireando mi libro.

PAPELERIA-CEVANTES-POSTEGUILL-SALVADOR-WEBVisité de nuevo la Papelería-Librería Cervantes, en el ámbito local, Godella. La nueva propietaria ¿Mercedes? viendo que husmeaba entre los libros, fue la primera en decírmelo: Ya está aquí el Planeta; nos llega en dos días. Después, me anuncié como autor y muy amablemente prometió pedirlo a la distribuidora. Clemen, su antecesora, había liquidado existencias.

LIBRERIA-IZQUIERDO-CUENTOS-ARQDel ámbito local al capitalino. Juan, de la Librería Izquierdo, sigue pidiendo mis libros. Le queda un ejemplar. Está en buena compañía; en el escaparte. Hablando con él, me lo dijo: Ya está aquí el Planeta. Mañana nos llega.

CARLIN-GODELLA-POSTEGUILLO-WEBDe vuelta a casa, no visité Carlín Godella dónde reina Vicente  con el apoyo de Inmaculada; era noche cerrada. Sin embargo, leí su publicación en Facebook: El Premio Planeta 2018, ya está en Carlín. También le quedan algunos ejemplares de mi libro.

BURJASSOT-LLIBRES-2Tampoco visité Burjassot Llibres donde sobrevive refunfuñando Rafa, ajeno al optimismo de Teresa , pero a buen seguro, si no le faltara el ánimo, estaría en condiciones de decir: Ya está aquí… El mío también lo tienen.

LE-BEAUJOLAIS-NOUVEAU-WEBTanto “ya está aquí”, me hizo evocar ese vino francés ya popular en el mundo entero, que no es un gran vino, ni siquiera está especialmente rico, aunque es joven, insultantemente joven, verde, afrutado, travieso y que tan bien han sabido publicitar: Ya está aquí el Beaujolais Nouveau.

PRIX-GONCOURT-WEBConcluiríamos diciendo que noviembre es un mes excepcional, pues aparte de la caída de la hoja que tapiza, de tonos cobrizos, bosques y alamedas, bajo las cuales se ocultan tesoros con forma de champiñones, níscalos, rebollones…, es el mes en que sale a la venta el Premio Planeta. Y en su tercer jueves, el Beaujolais Nouveau. Y por añadidura se lanza el Premio Goncourt, el más prestigioso de las letras francesas.

Concluiríamos así, pero la verdadera enseñanza, lo que encierran las líneas precedentes, cual hojas que cubren los tesoros micológicos, es que, en las librerías mencionadas, entre otras, se pueden encontrar dos obras; una grande y otra digna, aunque quizás la primera también sea digna: Yo Julia, de Santiago Posteguillo, querido maestro y Cuentos Arquitectónicos, de un seguro servidor.

El Morocho del Abasto.

Liberty Bar

Liberty Bar                                      Georges Simenon, 1932

 

JAJA-BLANCO-NEGRO-WEBUn Maigret toujours vêtu à la parisienne descend dans le Midi, à Antibes, où tout sent les vacances. Le soleil omniprésent, les gens habillés en blanc et bleu, les raquettes sous le bras, l’odeur sucré des mimosas. Tout est plongé derrière un voile d’irréalité. Néanmoins, un homme a été assassiné… Un homme important, autrefois, alors la consigne c’est la discrétion. Pas d’histoires !

Dans ses va et vient, il rencontre les deux Martinis, mère et fille ; la grosse Jaja qui règne dans le Liberty Bar, la blême Silvie et le malin Joseph. Il y a aussi de fils du décédé, un homme tiré aux quatre épingles. Avec ces acteurs, elle se joue la comédie.

JAJA-COLOR-WEBMaigret a toujours du mal à se prendre au sérieux dans cette ambiance irréelle de pins parasol, de yachts, d’hôtels somptueux, de casinos… Pour revenir à la réalité, il se répète que William Brown a été assassiné.

Mais à Cannes où ses démarches le mènent, il découvre aussi les ruelles minables et la grande trouvaille : le Liberty Bar

Là, le temps n’existe guère, même l’ambition de l’argent. Les clients, rares, sont en famille. Maman Jaja sert à boire et à manger. Cela beurre la conversation.

Précisément, les dialogues, les pensées et les arrière-pensées surmontent et marchent au-delà de l’enquête. Un style sobre dans ce roman, mais plein de petits détails, de nuances, des sous-entendus…

Un Maigret presque tendre, dépassé, débordé, noyé par tout cette mer, tout ce soleil et tout ce grand boulevard qui s’étend de Cannes à Menton.

Liberty Bar, un chef d’œuvre.

 

Manuel de Français

SOBRE CAMPAÑAS PUBLICITARIAS FARIÑA Y CUENTOS ARQUITECTONICOS.

            SOBRE CAMPAÑAS PUBLICITARIAS
            FARIÑA Y CUENTOS ARQUITECTONICOS.

 

Hay prestaciones en la vida que se consideran  proporcionales a los méritos o importancia de cada cual. ¿Será así también con las campañas publicitarias?.

FARIÑA-PEQUEÑOVeamos,  el señor Nacho Carretero, a quien no tenía el placer de conocer , como él a mí tampoco, aun no siendo tan insultantemente joven, de rebote y deduzco que a su pesar, se ha beneficiado de una inmensa campaña publicitaria,  como reacción al secuestro judicial de su obra Fariña. Y no es este escribidor, mucho más modesto que el anterior, quien se alegre del secuestro de un libro. Esos tiempos, los creía ya superados. Nuestro refranero, pozo de sabiduría, ya tenía tipificado ese fenómeno: No hay mal que por bien no venga. Siempre pensé que ese refrán estaba mal enunciado, pues lo veo así: No hay bien que por mal no venga, pero bueno, quizás sufro de cierta dislexia en el razonamiento.

PORTADA-COLOR-VERDADERO-WEBTras la rabia inicial, deduzco, ha salido con bien del caso. ¡Muy bien! También la editorial, los responsables de la serie  televisiva, etcétera. Tan solo la juez, aquí también deduzco, no ha salido bien parada. No me he entretenido en buscar comentarios, pero a buen seguro le habrá caído de todo.

Pero no nos desviemos; me he interesado por el precio de su obra: 18-20 euros en tapa blanda. En tapa dura no lo sé. Tampoco aquí he de objetar nada; un libro por 20 euros se puede considerar caro, por algunos, mas, comparado con otras cosas, en las que no escatimamos, es incluso barato.

Y llegamos al fondo de este artículo: El articulista del País, esta condición la he conocido hoy mismo rebuscando en este patio global e indiscreto que es el mayor buscador del globo, el de la dos oes, ha tenido una campaña publicitaria, repito, sin pretenderlo, eso creo, proporcional a su valía y a su obra se le ha acordado un precio adecuado a su valor; eso creo.

BLANQUITA-WEBEste escribidor tiene su libro Cuentos Arquitectónicos, en el mercado al precio, quizás proporcional a su valía de 9 Euros. Ahora bien, y  aquí me elevo y aventajo al primero: el suyo está en todas las librerías; el mío, tan solo en las más selectas. Y por último, ya totalmente favorecido por alguna diosa desconocida, pero acaso lectora; ha puesto en mi camino a esta maravillosa madrina de mi libro. Véanla:

Manuel Salvador, escribidor de historias.

 

ROMANCE DE LA REINA MERCEDES (I PARTE)

ROMANCE DE LA REINA MERCEDES (I PARTE)

Este artículo lo publiqué en francés en este mismo medio el 25 de junio de 2013. Recientemente me han pedido que lo traduzca al español.

Una Reina

MARIA-DE-LAS-MERCEDES-WEBMaría de las Mercedes de Orléans (Madrid 24 de junio de 1860 – Madrid 26 de Junio de 1878)

Hija de Antoine de Orleans, duque de Montpensier y de la infanta española Luisa-Fernanda de Borbón, nieta de Luis-Felipe I, rey de Francia y de María-Amelia de Borbón, princesa de las Dos Sicílias (por su padre). Por su madre, nieta del rey Fernando VII de España y de la reina María Cristina de Borbón, princesa de las Dos Sicilias.

Pasa la mayor parte de su infancia en el palacio de San Telmo en Sevilla. Durante el reinado de su tía Isabel II. Después de la revolución contra la reina en 1868, curiosamente financiada por los Montpensier, tienen que abandonar España y se instalan en Paris.

En 1872, se cruz por vez primera con su primo Alfonso, futuro rey de España. Los dos chiquillos se enamoran, en francés queda más glamuroso: tombent amoureux.

En 1874, ella vuelve a España, gracias al golpe de estado del general Arsenio Martínez Campos, que permite restaurar la monarquía. Pero ello tiene un coste para la reina; tiene que abdicar a favor de su hijo Alfonso, reconocido por los monárquicos constitucionalistas como Alfonso XII de España.

María de las Mercedes se reinstala con su familia en el palacio de San Telmo en Sevilla. El rey, a la edad de 19 años, manifiesta su voluntad de casarse con su prima María de las Mercedes de 16 años. A pesar de la oposición tanto de la familia, como del gobierno, el rey testarudo como era y apoyado por el pueblo español, cautivado por su futura reina sevillana, cuyos cabellos eran tan negros como las noches de Andalucía, lo consigue.

Finalmente la boda tiene lugar en 1878. Se instalan, por supuesto en Madrid. La felicidad no dura más que cinco meses. Dos días después de su decimoctavo aniversario, la pasión todavía presente, muere por enfermedad. Tifus o tuberculosis. Inconsolable, su real esposo la acompaña hasta el final.

La joven reina fue enterrada, primero, en una capilla del monasterio del escorial ya que la zona llamada del Panteón de Reyes estaba reservada a las reinas que habían tenido descendencia. Hay deseos, incluso de reyes, que tardan más de un siglo en cumplirse. Así en noviembre de 2000, los restos de la soberana son trasladados a la catedral de la Almudena de  Madrid. Ella había cedido terrenos para su construcción; el rey manifestó ese deseo para sentirla más próxima.

Un Rey.

ALFONSO-XII-WEBAlfonso XII de España, nació en Madrid el 28 de noviembre de 1857. Hijo de la reina Isabel II y sea del marido de la reina d. Francisco de Asís de Borbón, sea de un capitán de Ingenieros, amigo de su madre, cuyo nombre se omite. Apodado el Pacificador, es nombrado Príncipe de Asturias desde su nacimiento.

La revolución de 1868 condujo a toda la monarquía de España al exilio. Sus padres se instalan por separado en Paris. Gracias a este incidente, él fue el primer monarca español que se educa en colegios y centros militares europeos. Conoció el Colegio Stanislas de Paris, la Academia Pública de Ginebra, la Academia Teresiana de Viena y la Academia militar de Sandhurst en Gran Bretaña.

En el exilio conoce a su prima María de  las Mercedes. Como se ha dicho, queda inconsolable tras su muerte, pero sus obligaciones dinásticas le mueven a contraer un nuevo matrimonio para proporcionar al país de un heredero. El matrimonio con María Cristina de Hasburgo-Lorena le aporta tres herederos. Fiel a la tradición monárquica, estos tiernos acontecimientos, no le impiden perseguir otras mujeres. Así, la contralto Elena Sanz, por su parte, aporta dos hijos ilegítimos.

El rey muere de tuberculosis el 25 de noviembre de 1885.

La Trinidad

Tres substancias en una, tres personas, pilares del mayor edificio de la creación musical de los años cuarenta en España.

QUINTERO-LEON-QUIROGA-WEBEn efecto, la marca Quintero, León y Quiroga es responsable de aproximadamente 5.000 canciones. Antonio Quintero, dramaturgo, escribía los sainetes de los espectáculos. Coordinaba también la parte teatral de las canciones en colaboración con Rafael de León. Éste era el poeta. De su pluma salieron las más bellas letras de la canción popular española de la época. Finalmente, Manuel López-Quiroga, conocido como Maestro Quiroga, músico genial fue el autor de la música de todas las canciones.

Si ustedes, amables lectores, me permiten, sea por debilidad, sea por amor a la literatura, destacaremos el perfil de Rafael de León. Solo unas pinceladas ligeras sobre su biografía y su obra.

RAFAEL-DE-LEON-WEBRafael de León y Arias Saavedra, nació el 6 de febrero de 1908 en Sevilla en la misma calle en que, 34 años antes, naciera Manuel Machado, poeta, no tan famoso como su hermano Antonio. Esta coincidencia no será gratuita. Fue el primogénito de la pareja de José y María Justa, condes de Gómara. El joven aristócrata fue escolarizado en 1916 en un internado en El Puerto de Santa María donde conoció a Rafael Alberti. Tras otros colegios, en 1926, en la Universidad de granada, comienza sus estudios de derecho. Allí conoció a García Lorca.

Ningún dato nos asegura que ejerciera la profesión, pero se contentaba, fiel a los hábitos aristocráticos, en dilapidar las generosas aportaciones familiares. En efecto, tras la caída de la monarquía y la llegada de la república, a la que nuestro joven aristócrata no es hostil, se le ve con asiduidad asistir a los cafés cantantes y teatros de variedades de Sevilla. En este ambiente conoce al popular letrista Antonio García Padilla, apodado Kola, padre de quien sería la muy célebre  actriz y cantante Carmen Sevilla. Comienzan una colaboración y firman algunas canciones que fueron bastante conocidas. Según Antonio Burgos, escritor y periodista, que domina el mundo de la Copla y sus ambientes, Kola no llegaba al talento de Rafael de León, pero éste consentía a tal unión, porque de su mano tenía acceso a todo este mundillo de creación artística, en principio vedada a un aristócrata.

Durante se servicio militar en un regimiento de Sevilla, conoce, cuando actuaba en el teatro Lope de Vega, a la más grande de las intérpretes de la canción andaluza-española, Concha Piquer. Este género musical pasaría se convertiría en el llamado: la Copla. Muchas de sus canciones fueron escritas para ella.

Pero vayamos poco a poco. En 1932, nuestro joven poeta influenciado por el Maestro Quiroga se muda a Madrid, donde junto a Antonio Quintero forman el tándem de referencia de la canción española de esos años. Pero todavía hay acontecimientos venideros.

Eb 1936 estalla la guerra civil que sorprende a León en Barcelona. Los republicanos lo encarcelan como ocurría con los toreros, las folclóricas bajo sospecha, sea de monárquicos, sea de derechistas. Argumenta su amistad con célebres poetas republicanos, tales que: León Felipe, Federico García Lorca, Antonio Machado… Es liberado.

Las Cancioncillas de la triada prodigiosa, cantadas por las primeras figuras del país obtienen un rápido éxito. El pueblo las hace suyas. Las mujeres las cantan mientras hacen las faenas. Esas historias de hombres valientes que arriesgan sus vidas sobre la arena ardiente de la plazas, con el corazón atormentado por esa mujer orgullosa que ha preferido las atenciones de un señorito; esas historias de leales mujeres traicionadas por hombres que buscan otras aventuras…, encuentran la tierra idónea donde germinar.

El régimen de Franco, tiene al alcance de la mano un género netamente español que en un país de puertas cerradas se nutre de sí mismo. Se hace bandera de ese estilo. Y bajo el signo de la hispanidad se abre las fronteras a músicas de los países hermanos de América. Así se instalan el bolero, el tango, el son de Cuba, los valses peruanos, las rancheras mejicanas…

Pero al fin,  el concepto de Copla supone un intento de definir un estilos proprio que si bien con fuerte contaminación andaluza y de los palos del flamenco, tiene por vocación, apartarse de los ritmos americanos; un producto, como se ha dicho, netamente español.

Durante más de 20 años, las canciones de la tríada inmortal, interpretadas por las mejores voces, han sido el  sostén y el alimento de una España, devastada por la guerra.

Los tiempos cambian y  a partir de los años sesenta, caen moderadamente las barreras culturales y otros ritmos de Europa y de los Estados Unidos nos invaden. Los jóvenes y las élites culturales desprecian totalmente la Copla, a causa del  sostén que le proporcionó el régimen. Sus letristas y poetas son condenados al olvido.

Con la llegada de la democracia, este fenómeno aumenta; se asocia esas músicas con un periodo oscuro de nuestra historia, sin reconocer que aquellas canciones populares, en verdad nada pretenciosas, un poco ligeras,  fueron el sol, la luz;  flores supervivientes  en un jardín devastado.

Rafael de León, en opinión de Antonio Burgos, pertenece por derecho propio a la Generación del 27, pero jamás se le ha incluido en ninguna de esas listas. Ningún otro poeta ha sido tan recitado ni tan cantado como él. Y solamente, cuando la poesía o  la canción, el pueblo la hace suya, la reconoce hecha de la misma materia que el mismo pueblo, académicos de salón aparte, se hace inmortal y nos impregna.

El Morocho del Abasto.

(Continuará)

Fuentes consultadas, para Rafael de León: Textos de Antonio Burgos, escritor, poeta y erudito de la copla

Los Lectores del Abecedario.

            Los Lectores del Abecedario.

LAS-EXPENDEDORASSe ha cumplido un mes desde que lanzáramos el libro, Cuentos Arquitectónicos de Manuel Salvador Redón, un libro de  Editorial Chiado, se decía. Les confesaré un secreto: no soy Pérez Reverte, ni Carlos Ruíz Zafón, ni siquiera Laura Gallego, por lo tanto, me han hecho una edición muy modesta; 500 ejemplares. Aun así, cuestan mucho de “colocar”. Por la misma razón de identidad, antes expuesta, como autor novel, se me invitó a compartir las fatigas y arrimar el hombro en la distribución. En concreto, se me confiaron 100 ejemplares, para que encontrara otros tantos lectores. Esta sería mi aportación a los servicios de edición.

Bueno, expuesto lo anterior, he de manifestar, que gracias a la generosidad de  todos ustedes, hemos cumplido con este compromiso y aún más, hemos conseguido cerca de 150 lectores virtuales. Llamo virtuales, aunque sean de carne y hueso, pues muchos, la mayoría lo han comprado para sí mismos, por afán lector, por simpatía o deferencia al autor, por razones de buena vecindad; cada cual conoce sus motivos. Pero algunos, han considerado que el libro, incluso en nuestros tiempos, en que lo cibernético ha invadido e impuesto su dictadura, sigue siendo un buen regalo. Un regalo táctil que frente a lo digital, parece que está en declive; olfativo en contraposición a lo aséptico; bello como objeto, pues en verdad que este objeto de libro ha salido muy bonito. Parece ser y de ello nos alegramos, que para muchos, todavía, es una buena opción de regalo. Es delicado, sin embargo, regalar a un lector avezado un libro, pues más allá del tópico de “leo hasta la hoja Parroquial”, éste suele ser selectivo y quizás caprichoso. De entrada, no todo le vale. Claro que el libro, siempre sorprende, sobre todo los que se recuerdan.

Nuestro libro, en el ámbito local ha tenido muy buena aceptación. Por eso queremos hacer un homenaje máximo a todos los que lo han adquirido directamente o que lo han recibido como regalo. Hemos confeccionado una lista con todos ustedes, con todos vosotros; un dossier de agradecimiento Si alguien mereciéndolo, no se encuentra en ella, no piense en maldad. Ente los destinatarios de regalo, puede haber algún olvido. No tendremos reparo en engordar la lista.

 VILLA-TERESITA-LISTA-LECTORES-WEB

  • 1.    Lista los Lectores del Abecedario.

 

A         Ángeles R., Ángeles Mª (Iv), Ángeles Mª (Iv), Ana (señora), Alfonso G. Álvaro, Alberto G. Antonio G. Albiac, Ana (L), Ana (L), Ana L., Almudena, Ana G.,

B         Blonda la (Pepa), Bel Mª, Borja, Beatriz F., Borja N., Borja N.

C         Chimo (O), Charhabil, Chico, Cristina (L), Cristina (Psi), Consuelo A., Charo, Carol . Carlos P., Casañ J. Cristina G. (A)

D         Dafne (T), Dolors, David (Iv)

E         Emilio (F), EnRefel, Elena, Elías, Emilia B., Edmond M.

F         Francisco (P), Fernando L., Fernando P, Fernando P. (I), Ferran B.

G         Gonzalo, Gil, Gadea M.A, Gola el, Germà

H         Hanck,

I           Isabel (B), Iván (P.C.) Iván Z., Inma (L), Inmaculada O.

J          Jerry, Javi (A), Juan (C.T’), Joan (Q), Joaquín A., Joaquín S., Jerôme, Jeannot, Joaquín Miguel, Javier S., JARR, José M. C., José (el hermano), Juan Largo. Mª José B.

K         Kafe.

L         Laura, Lupe, Lola, Loren (God), Loren A., Lorenzo A. Luis L.

M         Mercè, Manoli (Pà i M), Merche (F), Montse, Mercedes (P), Miguel Ángel, Mireia, Miriam, Moncho, Miguel S., Miguel A., María G., Manolo B. (I), Maite B. (I), Marina P. (I), Mario C. Margarita A. (Pi), Marina S.

N         Nieves Mª.

O         Olga A.

P         Pepe (Al), Piano Ruso, Paco A., Pilar R., Pedro S., Pili S., Paco P., Paco S. (I), Paco R, Paquita (Pi), Paco R.(A)

Q         Quim.

R         Rolán, Ramón (garçon), Rocío, Román G., Raurell, Rafa M. (I), Rafa M. (I), Raúl (A.L.)

S         Salvador C., Salvador C., Sancho, Sandra, Salva M., Sol, Sara G.

T                     Tito, Tere S., Tere Mª (Iv), Tere Mª (Iv).

U

V         Virtudes, Vicente Andrés M.S., Verluz, Vicente A., Vecina Marina, Vela de las Heras, Valentina, Vicen R. (I), Vicente E.

W        Wikingo el.

X         Ximo R.

Y         (contiene la Y) Ayora.

Z         Zeca.

Agradecemos a quienes han tenido la generosidad de regalar. Vaya esta lista como homenaje…

⍚⍚⍚⍚⍚⍚           Iván Z.

⍚⍚⍚⍚⍚               Joaquín A.

⍚⍚⍚⍚                   Lola.

⍚⍚⍚                       Pilar.

⍚⍚                           Pili.

⍚⍚                           Ana L.

⍚⍚                           Alfonso G.

⍚⍚                           Miguel Ángel.

⍚⍚                           Miguel Ángel G.

 

A continuación, el homenaje para aquellos que, sin regalar o aun regalando, han sido inductores y han convocado  lectores a los actos de presentación.

Inmaculada O.
Marina S.
Pili S.

El agradecimiento a mis colaboradores directos en las presentaciones

Inmaculada Oviedo Capilla.
Marina Salvador Rubio.
Miguel Salvador Rubio
Pili Salvador García.
Ana María Rubio Roig

  1. 2.    Agradecimientos a las instituciones y personas que han acogido los eventos de presentación.

En Godella

Ayuntamiento de Godella

Regidoría de Bienestar Social.

Personal de la Regidoría de Bienestar Social

Bar La Parra, por el vino de honor

 

En Valencia

Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia

Comisión de Cultura del CTAV

D. Pablo Peñín (Vocal de Cultura)

Marga Ferrer y Ruth, interlocutoras de proximidad.

Técnico informático y vendedores-recepcionistas.

  1. 3.    El libro en papel se halla físicamente, en nuestro entorno en:

Librería Izquierdo, G.V. Fernando El Católico, 12 Valencia
Espai Guastavino (Librería del CTAV), C/. Hernán Cortés, 6 Valencia.

 

  1. 4.    Bajo pedido

Editorial Chiado.
https://www.chiadoeditorial.es/libreria/cuentos-arquitectonicos

El Corte Inglés.

Casa del Libro

 

En formato Ebook está en múltiples plataformas

  1. 5.    Los Viajes del Libro.

 

            5.a  De la De la Distribución.

El libro, Cuentos Arquitectónicos salió de la Imprenta, Chiado Print en Lisboa a finales de noviembre. La distribución a través de las llamadas Distribuidoras es un misterio para mí, pero el primer desembarco grande fue en mi domicilio en Godella donde llegaron 130 ejemplares. Diremos con satisfacción que sólo nos quedan dos. Con posterioridad, para la presentación en el Espacio Guastavino del Colegio de Arquitectos, llegaron 40. Tras la presentación sigue su venta; aún queda algún ejemplar. Poco después llegaron 5 a la Librería Izquierdo.

Tenemos noticias de algún ejemplar suelto en Madrid y alguno en el norte de España sin especificar exactamente dónde.

5.b El Viaje de los Lectores.

Hasta donde sabemos, dentro del territorio nacional, el ejemplar que ha llegado más lejos, tomando como punto de partida Valencia, ha sido al encuentro de una lectora en Barcelona, concretamente en Santa Coloma. Fuera del territorio nacional, dos ejemplares viajaron en compañía de un lector al encuentro de otro en Polonia.

  1. 6.    La Nacionalidad de los Lectores.

La inmensa mayoría de los lectores son españoles, pero además, nos halaga tenerlos de otras nacionalidades, a saber; Una lectora belga, un lector inglés, un lector palestino y una lectora rusa.

Manuel Salvador

 

La Présentation du livre Cuentos Arquitectónicos de Manuel Salvador. Un livre de Editorial Chiado

             La Présentation du livre Cuentos Arquitectónicos
            de Manuel Salvador. Un livre de Editorial Chiado

Et moi dans mon coin, si je ne dis rien… (Charles Aznavour )                                                   

LA-SOLEDAD-DEL-AUTORParmi des amis, de la famille, des connaissances et des inconnus, la soirée s’est déroulée d’une façon festive, amène, aimable et charmante.

La maîtresse de cérémonie a ouvert l’acte accueillant le public. Elle a exposé le but de la séance et a annoncé le programme. Un court s’est passé, un court de présentation du livre, mais comme dans une vraie séance de cinéma, ce court a été précédé d’un autre court plus court qu’on a appelé un court-court. À vrai dire, c’était le « Trailer-Book » du livre.

Le salon de propriété municipale dans la ville de Godella était plutôt vétuste, mais grâce à la généreuse assistance de public, presque trois quarts de la capacité nominale de la salle, 165 spectateurs, s’est vêtu de ses meilleurs atours.

PONIENDO-LIBROSCela dit, les deux premiers petits films se passaient tandis que des attardés arrivaient encore dans la salle en pénombre. Dehors, dans le hall, deux tables se sont installés pour montrer et vendre les exemplaires. Cette vente à l’avance permettait les lecteurs de caresser les volumes et entrer en intime contact avec eux pendant la cérémonie.

Après les deux films, la lumière est revenue dans la salle et la cicérone annonçait  un troisième et dernier court où l’auteur donnait des conseils sur la façon la  plus convenable d’assister à la présentation d’un livre ; du livre.

SEMILLENOL’auteur est émergé des derniers photogrammes du film directement sur la scène. Il a embrassé la maîtresse de cérémonie, Pilar ; il a placé son feutre noir sur le portemanteau et avec l’aide de la dame, il s’est débarrassé de sa gabardine beige. Comme ça, tête nue, il s’est approché du microphone et comme s’il venait de se réveiller d’un sommeil agréable en voyant tellement de public, il a énoncé que malgré l’avis de quelques-uns, la culture, réellement intéressait aux gens, que c’était un grand mot mais jamais tellement grand pour éblouir personne, qu’elle, la culture pouvait être vraiment agréable, même amusante. Il a donné la bienveillance au public, en valencien et en se servant de la même langue, il a égrené des remerciements. Il a voulu adresser un mot en français aux francophones espagnols, race de résistance, selon ses mots, puis en portugais aux lusophones espagnols. Après ça, prétextant la rigueur linguistique nécessaire `pour un  acte soi-disant littéraire il a embrassé l’espagnol, langue de ses parents, pour exprimer l’hommage maximum de ce rêve accompli. Le rêve accompli de publier un livre plus qu’à sa propre gloire personnelle, il le consacrait à quatre héroïnes, quatre survivantes d’une famille, la sienne, survivantes à la famine et à la guerre, quatre jeunes filles lesquelles additionnaient plus de 350 ans. Ce livre est pour vous et pour les lecteurs, bien entendu, mais c’est surtout pour elles. Avec cette phrase, il conclut son petit discours. Un applaudissement spontané se succédait.

Ensuite, il a été question de présenter la Présentatrice du livre, Inmaculada Oviedo, architecte, lectrice et amie de l’auteur. Tous les deux, après de s’être embrassés, ils se sont assis. L’architecte a fait un résumé de comment elle a été embauché dans cette aventure de la présentation, engagement et honneur à la fois, compréhension après.

On voyait qu’elle était à son aise dans cette commission ; le verbe sortait fluide ; les mots choisis avec soin et mis au service du message qui évoquaient la précision des descriptions insérées dans les pages du livre. Elle redondait que ces touches techniques et cultes n´empêcheraient, pas du tout, la compréhension des récits. Maîtrisant la courte distance entre ce mélange de communication avec le public et le tête à tête avec l’auteur, elle établissait des complicités subtiles qui débouchèrent soudain sur la première question à l’auteur.

—Est-ce que votre ouvrage est de mystère ou d’intrigue ?

L’auteur, courtois, manifestait que c’était le privilège des lecteurs, mettre l’étiquette qu’ils voudraient. Mais le mystère quand il y en a, si personne ne s’approche de lui avec la curiosité nécessaire, suscitée par une intrigue initiale, pouvait rester irrésolu à toujours jamais. Les deux choses vont de la main.

—Est-ce que vous avez écrit les récits l’un derrière de l’autre ? Quelle a été la chronologie ?

LA-SOLEDAD-DEL-AUTOR-2L’auteur reconnut qu’il les a écrits dans le même ordre chronologique qu’ils apparaissent dans l’ouvrage, seulement qu’ils naquirent comme récits indépendants. Ce fut après avoir envoyé à la maison d’édition le dernier récit, à vrai dire, une nouvelle et qu’elle fut accepté, il proposa aux éditeurs de faire un volume recueillant  les quatre récits qui avaient en commun le fait architectonique, comme paysage commun.

La présentatrice avait déjà glosé l’importance des bâtiments du patrimoine historique, qui jouaient le rôle d’un personnage important de chacune des histoires.

—Tel que je vous connais : calme, méticuleux, intéressant… je vous identifie avec l’un de vos personnages, Carmelo. Qu’est-ce que vous en pouvez dire ?

DSCN2404L’auteur se déclara témoin de Flaubert quand il déclama à haute voix au Pavillon des Engueulades… « Mais ce n´’est pas cette affaire de Flaubert que je voulais évoquer, mais il est apparu à mon esprit. Ce que je voulais souligner c’est quand il a manifesté : Madame Bovary, c’est moi ! Dans ce sens, je peux être Carmelo.

Cela a continué encore des minutes. Inmaculada a suscité l’intérêt de l’audience à s’approcher de l’ouvrage, a encouragé à le lire et à l’acheter.

La maîtresse de cérémonie est apparu sur la scène, s’est assise et avec émotion a encouragé le public, encore une fois aux attardés, à l’acheter et a annoncé la séance de dédicaces.

Con-Carlos-PozoL’auteur s’est installé dans son coin de solitude, même s’il était entouré de quatre-vingt-dix personnes en se livrant à nouveau avec le défi de la page en blanc.

Un vin de Porto, clin d’œil à Chiado Editorial, maison portugaise a été servi pour adoucir l’attente. L’auteur restait à sec. L’équipe de vendeuses continuait à faire son métier. Le public, attentif, polit a apporté son charme   à la soirée.

Manuel de Français

ABANDONO O EL MISTERIO IMPOSIBLE DE LA UBICUIDAD

            ABANDONO O EL MISTERIO IMPOSIBLE DE LA UBICUIDAD

 

XLIV--TERTULIA-Programa-caracol     Hay personas que viven en Godella,  de eso nadie se extrañe, como un servidor. De entre todas las clasificaciones posibles y simplistas; siempre una clasificación es simplista, podemos hacer dos grupos.

      Primero. Aquellos que están totalmente integrados en el pueblo, son reconocidos y  conocidos; se sabe su genealogía, sus usos y costumbres, vamos godellenses o en valenciano, godellencs pata negra.

      Segundo. Aquellos, que aun teniendo a orgullo morar en semejante lugar, no se impregnan del todo de la, aquí invento una palabra, “godellanía”. Pasan discretamente por la piel de la villa sin penetrar del todo, saludan a los conocidos y se paran a hablar acaso con los amigos de la infancia. No tienen mucha vida social en la población, pues van, como escribiera Miguel Hernández, de su corazón a sus asuntos. ¿Qué quieren?, este escribidor leyó alguna vez a  Hernández.

     Mas esto no significa que no se interese por lo que aquí acontece. ¡En absoluto! Hay actos y eventos…

 PORTADA-Libro-Microrelatos-III-2017-GODELLA   Por ejemplo, el Concurso de Microrrelatos de Godella en su tercera edición. Presentamos un relato micro muy bueno, este juicio es para infundirnos ánimo, pero no nos lo seleccionaron. Será que no lo recibieron; se perdería en el ciberespacio. Esta hipótesis también es para no caer en la desilusión.

También estaba programada una conferencia, el Maestro Senabre y la Educación Moderna, con participación de su nieta Alicia Corell Senabre, conocida y me atrevería a decir que amiga.

      Fuera del término municipal, pero en la misma comarca, La Canyada (Paterna), acogía el VIII Certámen Literario Canyada D’art. Aquí también presentamos un microrrelato y vaya, éste no se perdió en el ciberespacio y nos lo seleccionaron.

      Ampliando un poco más la información, la Conferencia tenía una fecha y una hora programada, pues es un acto único. En el caso de los certámenes Literarios,  tras consumarse el plazo de presentación y el de deliberación del jurado, concluía, cada uno de ellos, con la ceremonia de entrega de premios y lectura de los seleccionados para el librito, una antología, en el caso de Godella de 50 y en el caso de La Canyada, curiosa cifra, 84.

      Ahora viene el asunto del misterio imposible de la ubicuidad.. Los tres actos, los tres, eran el mismo día y a la misma hora.

      Quedaba pues la difícil y dolorosa, siempre una elección es dolorosa, cuestión de decidir. Ello planteaba alguna dificultad. Veamos:

      La conferencia, se adivinaba interesante; en el Concurso de Microrrelatos, aun no seleccionándonos, se repartía graciosamente el librito con la Antología. Además resulta agradable respirar el ambiente  literario local. La conferencia era un asunto más novedoso e iba ganando terreno. Pero claro, quedaba el tercer elemento en discordia; la Antología de la Canyada, promovida por una asociación cultural, aun teniendo que pagarla, nos había distinguido con la publicación de nuestro relato. Y en esto, la vanidad del creador es juez implacable y decide. Fuimos al acto de pago.

 XLIV--TERTULIA-Programa-CANYADA-D'ART      Con todo, resultó un acto bonito, casi entrañable, organizado con más voluntad que acierto… Leímos nuestro relato y nos pareció digno de admirar, que entre las poco más de cien personas, en esa sala congregadas, tan solo unas veinte concurríamos a leer nuestro relato; el resto era público incondicional que acudía al evento. Y compraba el librito. Muchos tuvieron la amabilidad de solicitarnos nuestra firma sobre su ejemplar; también los autores entre nosotros lo hicimos, unidos  en una hermandad de cofrades de las letras.

      Concurrimos escritores de muchos países del orbe, especialmente de los de habla española, así, aparte de los casi 500 de España, 89 de Argentina, cuarenta y tantos de Colombia, del resto de América, de Europa y hasta uno de Nueva Zelanda; en total, fueron cerca de mil los escritos presentados.

     Nos llamó, mucho, la atención, que aunque según las bases se podía escribir tanto en español como en valenciano, ninguno de los seleccionados lo fuera en la lengua regional.

     Cerramos esta crónica-disertación con la exposición de nuestro relato.

             Abandono

             Siempre que hay sol me gusta hacerle una foto a la catedral. La veo tan fría y el astro calienta tanto…

            Paso las fotos rápidamente, como en una secuencia. Entre los planos de luz, sin embargo, hay pliegues, abismos de sombras poblados. Y el misterio se me presenta. La luz niega a la sombra el derecho a hablar, pero cuando ésta se instala lo hace a perpetuidad. Las cornisas son por excelencia los surtidores de sombra. Bajo su amparo la golondrina viajera se detiene y teje su nido.

            Las fotos de la última estación ya no recogen las golondrinas del poema. ¿Sabrán de tu partida?

      El ganador del concurso, Joaquín González Málaga, aunque viniera de Sevilla, lo fue por el relato más breve de todos, Al Vuelo. Aparte del premio en metálico fue obsequiado con una escultura contundente, que quizás por ese aspecto contundente tuviera que dejar en tierra cuando él emprendiera el vuelo de regreso a Sevilla.

El Morocho del Abasto

 

CUENTOS ARQUITECTóNICOS.

                                     CUENTOS ARQUITECTóNICOS.

 

LOMO-CUENTOS-ARQUITECTONICOS            La lotería, nunca nombre fue más acertado, es una lotería. Pasa una vez en la vida, dicen, aunque añado; a quien le pasa. ¡Nunca he conocido a nadie que le tocara! Un premio menor sí, pero uno grande, uno de verdad; jamás.

            Veo todas las ediciones, mas nunca he conocido a nadie que corriera el Tour de Francia. Esos caballeros andantes sobre sus monturas ligeras que se asoman a la 42 pulgadas; parece una ironía seguir llamándola pequeña pantalla. No, nunca he conocido a ninguno.

            Tengo una razonablemente bien surtida biblioteca. Me digo lector, aunque no haya leído siquiera la mitad de esos volúmenes. Los tengo allí en situación de proximidad; por si me da por leerlos. Algunos de autores muertos, los más quizás; otros de heroicos supervivientes, pero entre éstos, tampoco he conocido a ninguno. No nunca he conocido a nadie que publicara un libro.

            Parece ser que ninguno de estos triunfadores habita en mi barrio. Yo así los veo: triunfadores. Aunque lloren como los demás. Aunque tengan que soportar los primeros, a familiares, arribistas, y nuevos amigos proponiendo fastuosos negocios donde invertir su recién logrado capital. Aunque tengan los segundos que atacar en los puertos más terribles cuando más duelen las piernas. Aunque sufran los terceros cuando el librero retira del escaparate su obra porque, pasado el tiempo, no se vende.

            Si he evocado estas tres categorías es, de ello estoy seguro, por la razón de que es lo que me hubiera gustado ser: agraciado por la lotería, ciclista de élite o autor de libros. No piensen que son éstas vocaciones de siempre; aspiraciones desde niño. ¡No! Un servidor, de chaval, no sabía lo que quería ser; tampoco de joven, ni de adulto temprano. Son vocaciones de plena madurez. Por lo tanto bien razonadas. Aunque quiméricas, tal vez. Veamos.

            La primera, harto improbable, guarda sin embargo un atisbo de posibilidad. Sobre todo si comprara boletos.

            La segunda, totalmente imposible, no ya por edad, aunque también, sino por falta de condición y de capacidad de sufrimiento.

            La tercera, acordándole el beneficio de la posibilidad, tiene su complejidad. Cumplida la condición previa, esto es; escribir. Haber escrito una serie de textos con identidad suficiente para confeccionar un libro. La segunda condición, aquí viene la complejidad, sería haber trabado conocimiento de algún editor. ¿Realidad o ficción? ¿Existen los editores? ¿Alguien ha conocido alguna vez alguno? Suponiendo haber ganado ese premio, tan esquivo como el gordo de la lotería, esto es; tener acceso a un editor, habría de producirse otra condición, comparable a ganar un Tour de Francia: conseguir que el texto que con tanta entrega y dolor has parido, sea aceptado.

            Estoy razonablemente contento; finalmente he conocido a alguien que va a publicar un libro. Ha ganado los tres premios que encierran la tercera categoría. Y aún tiene que seguir trabajando. Lleva ya dos meses entre correcciones; proponer y supervisar portadas; presentar grabados, sí, porque va a ser un libro con dibujos; coordinar con la coordinadora de la editorial… El libro saldrá en otoño, cabe pensar. Su título será, bueno es: Cuentos Arquitectónicos. Su autor, un tal Manuel Salvador. La editorial, portuguesa, con filial en España: Editorial Chiado.

            He conocido a ese autor, ese hombre que siempre va conmigo, pero ¿se conoce uno a sí mismo alguna vez?

            El Morocho del Abasto

SOBRE EL NUEVO HIMNO DEL CUERPO NACIONAL DE POLICIA.

SOBRE EL NUEVO HIMNO DEL CUERPO NACIONAL DE POLICIA.

 

PREMIO PARA LA CREACIÓN DE LA LETRA DEL HIMNO OFICIAL DE           LA POLICÍA NACIONAL.

 

En el primer trimestre del año en curso se convocó el premio cuyo enunciado da título a este escrito. Era preceptivo entregar las composiciones antes de las 14:00 horas del 25 de Abril de 2016, a la siguiente dirección: C/ Conde de Aranda, núm. 16 – 3º Izq. – 28001 Madrid. Según fuentes de la organizadora del concurso se presentaron 420 propuestas; una de ellas fue la nuestra, mas no resultó vencedora.

Transcribimos a continuación la nota de la resolución del premio a la letra del himno del CNP.

 

REUNIÓN DEL JURADO PARA LA LETRA AL HIMNO DEL CUERPO NACIONAL DE POLICÍA

En Madrid, en la sala de reuniones de la Dirección General de la Policía, sita en el calle Miguel Ángel nº 5, siendo las 13:00 horas del día 29 de Junio de 2016, se reúne el jurado para la selección de la letra al himno del CNP, con la asistencia de los miembros a continuación relacionados:  

  • · D. Carlos Conde Duque, Delegado del Presidente de la FPE, actúa como· presidente del jurado, en ausencia del Director General de la Policía, Don Ignacio Cosidó Gutierrez.
  • · D. José Manuel Pérez Pérez, en sustitución del Director General de la Policía.
  • D. Félix Simón Romero, Patrón F.P.E

.·  D. José Susi López, ex-Director Banda Sinfónica Policía

.·  D. Enrique García Asensio, Profesor Dirección Orquesta RCSMM.

  • D. Rafael Soler Medem, experto en el ámbito literario, artístico y musical.
  • D. Ricardo Bellveser Icardo, experto en el ámbito literario artístico y músical.
  • D. Mario Hernández Lores, Director Gerente FPE, que actúa como secretario.

Tras la oportuna deliberación, el jurado decide, otorgar el premio a la letra del himno del Cuerpo Nacional de Policía, al autor con seudónimo “Radamés” y letra titulada “Tesón de hierro”. A continuación, el presidente procede a abrir la plica, que se encuentra en sobre cerrado, resultando ser el autor elegido: Don José Manuel Conde Pérez.

 

“Tesón de hierro” Autor: Radamés

 

Brilla en mis ojos luz serena de templanza A(13)

Late en mi pecho firme el pulso del honor B(12)

Tienden mis manos un apoyo sin distancias A(13)

Corre en mi sangre como un rio la pasión B(12)

Forjan mi espíritu la Ley y la Justicia A(13)

Son el motivo de mi noble voluntad B(12)

Surge el coraje como brisa que acaricia A(13)

Para velar por el Derecho y la Verdad B(12)

(Estribillo. Coro central)

POLICIA NACIONAL A(8)

Mi corazón no conoce el desaliento B(12)

Tesón de hierro sostiene los cimientos B(12)

De la Concordia, el Respeto y la Igualdad A(12)

POLICIA NACIONAL A(8)

Misión audaz para un mundo más seguro B(12)

Labor tenaz en defensa del futuro B(12)

De los Valores, la Paz y la Libertad A(12)

Aura de júbilo cautiva mi semblante A(13)

Siempre que afronto el Servicio y el Deber B(12)

Mi pundonor se torna seña y baluarte A(13)

Cuando es preciso al Ciudadano proteger B(12)

Visto de España con orgullo su Bandera A(13)

Doy por su bien hasta la vida sin dudar B(12)

Con la Razón como horizonte y compañera A(13)

El mal combato con valiente Lealtad B(12)

 (Estribillo. Coro central)

POLICIA NACIONAL

 

El ganador, como recoge la nota, fue don José Manuel Conde Pérez, barítono compositor y maestro de canto, según se destaca en algunas reseñas.

Siendo que en su persona concurren tales habilidades, entendemos que cumple con uno de los requisitos de la convocatoria, a saber:

Deberá ser original e inédita, de fácil entonación y adecuada para ser cantada a capela.

Ahora bien, la convocatoria recogía, entre sus bases unas consideraciones previas y otros requisitos; son los siguientes:

Primera. Antecedentes históricos del Himno.

El himno fue el símbolo de identidad del cuerpo armado de la Policía hasta la unificación. Si bien gran parte de los valores, misiones y servicios que se expresan en el anterior himno continúan siendo claves de la identidad policial, pero por el carácter militar de una parte de la composición y la situación de la configuración del Estado actual, no se considera apropiado para una Policía de identidad puramente civil..

Segunda. Objeto

El himno de la Policía Nacional constituye el símbolo de identidad institucional en el que se reflejan sus principios, valores, código ético, ciencia y tecnología e historia de la Policía Nacional, así como por la humanidad, dedicación y sacrificio de las personas que la conforman, todos ellos orientados por su misión y visión de servicio público.

En virtud de lo expresado la Fundación Policía Española convoca concurso público para la creación de la letra del himno oficial de la Policía Nacional.

Punto 1:

Solo contendrá lengua española.

Podrá pertenecer a uno o varios autores (que en ningún caso aparecerá su nombre o identificación, figurando siempre bajo seudónimo).

Resaltará los principios, valores, código ético, ciencia y tecnología, historia, así como la dedicación y sacrificio de sus miembros en pos del servicio público.

Estará dividida en dos o tres bloques de dos estrofas cada uno, incluyendo un coro central.

 

A favor del ganador podemos decir que es un texto lírico, heroico, bien escrito y en cuanto a la forma se ajusta a lo solicitado. Añadimos que en el ejercicio de su libertad le asiste el derecho de haberlo presentado.

De la consideración primera, antecedentes del himno, se desprende que la pretensión principal era desmarcarse del carácter militar, cuestión, que a nuestro entender, no consigue del todo el texto seleccionado. De las bases se evidencia la voluntad de elegir un himno que sin renunciar a los valores tradicionales marque la evolución y modernidad del Cuerpo Nacional. El texto elegido es atemporal, arma de doble filo; bien podría haberse escrito en el siglo XIX.

Se centra en principios y valores de antaño, que está bien conservar, pero no recoge nada de los que los tiempos actuales impone. Sobre todo obvia dos puntos esenciales; esos que marcan la evolución y modernidad, a saber: ciencia y tecnología e historia.

Por lo expuesto, concluimos que el jurado ha elegido un himno lírico, bonito y heroico, literariamente correcto, pero que no responde, en su totalidad, a lo solicitado.

La redacción de este artículo puede sonar a pataleta de no seleccionado; no lo descartamos, así que, sin más retórica, procedemos a exhibir nuestra composición, razón última de este artículo:

 

HIMNO CNP

En toda villa, ciudad o capital,
si de almas se puebla en más de veinte mil,
se instala una fuerza de orden civil:
la Policía del Cuerpo Nacional.

Expidiendo fes de identidades.
Por el libre ejercicio velando,
la seguridad garantizando;
de la ciencia asumiendo novedades.

coro                                 Es el uniforme nuestra identidad.
La placa en el pecho: nuestra divisa.
El porte gallardo es el que avisa;
la Ley y el Orden nuestra finalidad.

De armas somos legítimos portadores.
Más que privilegio, responsabilidad.
De la fuerza el uso, eventualidad;
del débil somos seguros protectores.

Si algún día fuimos, no renegamos,
del color de un cielo lluvioso,
luego de la tierra color decoroso;
hoy al azul, su intensidad no negamos.

coro                       Es el uniforme nuestra identidad,
la placa en el pecho nuestra divisa,
el porte gallardo es el que avisa;
la Ley y el Orden nuestra finalidad.

De un pasado exclusivo, varonil,
ahora marchamos hombres y mujeres,
juntos atentos a nuestros deberes;
reflejo es de la sociedad civil.

Nuestra lealtad es para el Rey,
nuestro amparo la Constitución.
Es del servicio nuestra devoción:
servir al ciudadano, nuestra grey.

coro                       Es el uniforme nuestra identidad.
La placa en el pecho: nuestra divisa.
El porte gallardo es el que avisa;
la Ley y el Orden nuestra finalidad.

 

                        El Morocho del Abasto

 


SOBRE LOS MICRORRELATOS, AUTORES Y LECTORES (REFLEXIONES TRAS EL I MARATON DE MICRORRELATOS VALENCIA ESCRIBE)

            SOBRE LOS MICRORRELATOS, AUTORES Y LECTORES

(REFLEXIONES TRAS EL I MARATON DE MICRORRELATOS VALENCIA ESCRIBE)

 

      3-BLAYET3-WEB.jpg      El Microrrelato, he de reconocer que deja un tanto desconcertado tanto al autor como al lector la primera vez que se enfrentan a él. Precisa de un tiempo de aprendizaje, de adaptación. Como el niño pequeño o el hombre salvaje cuando empieza a enfrentarse a los cubiertos. Más tarde, dominada la técnica, se halla gran placer en su uso. Íntimamente, considero que es una pequeña perversión, casi un fraude. Pero que quieren que les diga, se le ha elevado a la categoría de género literario y no voy a ser yo más papista que el Papa. Por cierto, he de investigar si ésta última sentencia está bien traída a este ejemplo.

Mi desazón pretérita con el género residía en que con tanta brevedad, habitualmente el relato micro está limitado a cien palabras, veía imposible contar una historia. Porque para quien les escribe, la praxis literaria consiste en contar historias. Sé que hay otras maneras de escribir y también son acogidas bajo el manto, flexible a rabiar, de la literatura.

Dicho lo anterior, no reniego de él. Para un individuo, que tiende a excesivo, fue y es un ejercicio maravilloso de contención. No estoy en total acuerdo con la idea generalizada de que es la búsqueda de lo esencial. Pero tampoco en total desacuerdo. Lo esencial, siendo importante, para que halague a los sentidos, debe de acompañarse de alguna pincelada de superfluo; así consideran algunos teóricos al adjetivo y al adverbio. Del mismo modo que un regalo práctico es útil y se agradece, un regalo absolutamente superfluo halaga los sentidos. Pienso en una flor.

Así, un microrrelato, salpimentado con un adjetivo oportuno o un adverbio terminado en mente, añaden un matiz interesante. Tras un tiempo, he de reconocer que me encuentro cómodo con el género y casi lo he rehabilitado apeándolo del tratamiento de fraude. Será que con los años algunos nos ablandamos.

A continuación, transcribo los cinco microrrelatos que tuve la ocasión de componer para la I MARATON DE MICRORRELATOS VALENCIA ESCRIBE en Massalfassar. Más que transcribir, lo que hago es reescribirlos a partir de los borradores, pues los originales fueron lógicamente entregados y en muchas ocasiones modificaba sobre la marcha y en directo al escribir sobre la planilla de entrega. Respondo así a algunas personas queridas que con gran cariño han manifestado su interés en leerme

 

L'ECRITURE-PAR-EL-RAYOQUNOCESA

 

            1. MILAGRO POR NAVIDAD

(En negrilla la frase obligatoria de inicio del microrrelato)


Estaba perdidamente enamorado de ella. Aun así la citó en aquella cafetería del centro. Era Navidad. Le dolía enormemente, pero tenía que cortar con ella. Hacía más de un año que no yacían. Ella entró con su impermeable amarillo derramando lisura.

—Estoy embarazada —le espetó a bocajarro.

Él creyó tener la excusa adecuada. Su mirada deambuló por la sala y se detuvo en el nacimiento que la adornaba. Al reparar en el carpintero barbudo, esbozó una sonrisa.

—Si es niño —respondió—, le llamaremos José, si te parce bien.

 

 

            2. CALCETINES DESPAREJADOS

(En negrilla la frase obligatoria de FINAL del microrrelato)

             Cualquiera que lo lea convendrá conmigo que el primer dilema matutino para un hombre es escoger el calcetín adecuado. En verano no hay problema; uno se calza las sandalias y a correr.

Para un hombre de corte clásico, ello plantea un problema; todos son oscuros, negros o azules. La luz en el armario es escasa. Merced a mi tendencia al desorden, todos yacen en un totum revolutum en el cajón calcetero.

Tras mucho pensar en la solución, he decidido coger dos al azar; nunca sé el resultado final, no sé si estarán emparejados, pero les digo lo siguiente: ¡Que sea lo que Dios quiera!

 

            3. MIRÓN

(En negrilla dos palabras obligatorias en el microrrelato)

             Desde su ventana veía la vida pasar. Apoyado sobre el alfeizar, su vista lo examinaba todo. Las muchachas pasaban con carpetas bajo el brazo. Algunas lucían tacón alto. Una de ellas, por un azar venturoso, se detuvo ante la frutería. Ella se dio cuenta, quizás antes que él, ¿o no? No importa, sobre el montón de naranjas destacaba una única mandarina.

Ella la tomó con dos dedos, la contempló, la llevó a sus labios y la besó. “Quien fuera mandarina”, pensó el voyeur. Acto seguido, la joven le arrancó el pedúnculo. La izó y estrujándola dejó que el jugo se derramara sobre su boca ansiosa. “¡Ay!”, se dolió el mirón.

 

 

4. EL FALLO

(Para la composición de este microrrelato había que inspirarse en el jurado presente sobre el escenario del salón)

             ¡Sin piedad! Este epíteto acompaña siempre al jurado. En éste caso no son doce ni siete, sino seis. Y no todos hombres; hay paridad. Parecen ligeramente alegres; el sopor aún no les ha invadido. De ello, gran culpa la tiene el maestro de ceremonias. Les ameniza con sus chanzas

.           De repente, sin despedirse, deduzco, los abandona. Ahora empieza lo serio. Se les ve concentrados. Los miro y tiemblo, presagio el final. Transcribo mis temores: El fallo está pendiente de audiencia. El jurado ya ha fallado. No me han premiado. Se dirán: “A conciencia hemos votado”. Pensaré: “han fallado a conciencia”.

 

            5. CRONÓMETRO, FINAL DEL CONCUSO

            (Es la gran final de la maratón. Aquí el tiempo es de 15 minutos y la longitud máxima es de 50 palabras. Debe de empezar obligatoriamente por la frase en negrilla).

             Quedan quince minutos, cuarenta y cinco segundos y tres milésimas. Despreciamos las milésimas y los segundos. Nos quedan quince minutos. Lástima, mi padre ya se fue y no podrá presumir de mí. Mi madre le sobrevive. Quedan tan solo diez y he de resolverlo. Cinco minutos, he de concluir con algo ingenioso. Y concluyo: Hasta aquí llegó este pobre escribidor.

 

El Morocho del Abasto